Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Besos antes de la regata

La princesa Letizia se suma a las vacaciones reales en Mallorca

Palma de Mallorca

En uno de los días más calurosos del verano mallorquín, la princesa Letizia se sumó a las vacaciones de la familia real en la isla junto a sus dos hijas, las infantas Leonor y Sofía. El príncipe Felipe se encuentra en Mallorca desde hace ya varios días, con motivo de su participación en la 30ª Copa del Rey de vela, que se celebra en aguas de la bahía de Palma.

A primera hora de la mañana, los miembros de la prensa que cada día se congregan en el Real Club Náutico fueron avisados de que, durante la segunda jornada de la competición, se esperaba una visita VIP. Y alrededor de las once de la mañana hicieron acto de presencia, en dos vehículos, la Reina y los Príncipes de Asturias, acompañados de sus hijas.

Don Juan Carlos ha optado este año por permanecer en un segundo plano

Tras posar en grupo para los medios gráficos, don Felipe, que compite este año como patrón del Hispano, invitó a doña Letizia a embarcar en el velero para saludar a la tripulación. Se despidieron con un beso -él aún a bordo, ella ya en tierra- minutos antes de que la embarcación zarpara hacia el campo de regatas.

Tras las pruebas de ayer, el Hispano marcha tercero de su categoría, la misma en la que compite el Aifos (séptimo), patroneado por la infanta Cristina.

A diferencia de la jornada anterior, ayer la Reina no siguió las regatas de cerca. Prefirió quedarse en las instalaciones del club náutico junto a doña Letizia, para disfrutar relajadamente de la compañía de sus nietas. Después de refrescarse un rato en la cafetería, la comitiva regresó al palacio de Marivent, donde aguardaba el Rey.

Don Juan Carlos ha optado este año por permanecer en un discreto segundo plano. Después de entrevistarse con el presidente del Gobierno el lunes por la tarde, se espera que hoy aparezca en otro de los actos oficiales previstos, una recepción para las autoridades locales en el palacio Real de la Almudaina.

Con la llegada de la princesa Letizia, la familia real al completo se encuentra en Mallorca para aprovechar al máximo los pocos días de asueto que les permite su agenda este año. Obligados a regresar a Madrid para ejercer de anfitriones de la visita del Papa, los Reyes darán por finalizadas sus vacaciones relámpago el próximo viernes, con la cena de gala que convocaban tradicionalmente a finales de agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de agosto de 2011