Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérdidas millonarias fuerzan la desaparición en papel del 'Xornal'

La empresa aplaza hasta septiembre el anuncio de los despidos en la redacción

La crisis general y de la prensa en particular, una insostenible cuenta de resultados o su marcada línea editorial de izquierdas en un mapa político conservador. Cualquiera de esas razones, o todas juntas, han llevado a Xornal de Galicia, la cabecera de la división de medios del grupo de Constructora San José, a anunciar que mañana estará por última vez en los quioscos. Se termina, con la edición en papel -continuará ofreciendo información en la web- una experiencia que arrancó el 9 de diciembre de 2008 con "una marcada vocación gallega, plural e independiente", según su propia definición. El pasado abril, el que fuera su director desde el comienzo, José Luis Gómez, abandonó el puesto, ocupado desde entonces interinamente por María M. Val. La plantilla, formada por 45 trabajadores, según los datos del Registro Mercantil, recibió ayer la noticia sin que por ahora se avancen despidos. El plan de reestructuración será anunciado en septiembre, aunque se da por sentado que los primeros contratos en rescindirse serán los temporales y los de los becarios en prácticas.

La editora alude a la "falta de apoyo institucional" para explicar el cierre

Tras la desaparición el pasado junio de Galicia Hoxe, propiedad de la empresa editora de El Correo Gallego y el único periódico editado íntegramente en gallego, Xornal era el último diario que apostaba por una presencia predominante de la lengua propia de Galicia. La cuenta de resultados de 2009 muestra un enorme desequilibrio entre los ingresos de explotación (1,2 millones) y los gastos, superiores a los cuatro millones, lo que se tradujo en unas pérdidas de tres millones de euros. El agujero se sumaba a los números rojos de 800.000 euros que acumuló en 2008, con apenas unos meses de actividad.

En el comunicado emitido a última hora por la empresa, además de la consabida crisis alude a que la "falta de apoyos institucionales obligaron a Xornal de Galicia a tomar esta decisión, necesaria para continuar ofreciendo a sus lectores información con rigor y calidad". A partir de ahora, la empresa manifiesta que apostarán en la web por "reforzar los valores asociados a la libertad de expresión y de pensamiento desde la más absoluta independencia". Abierto a distintas sensibilidades y cercano al nacionalismo, sus gestores esperan que el diario en Internet siga siendo una referencia. "Se ha consolidado como cuarto periódico digital de información general en Galicia. Además incrementó su audiencia en Internet logrando situarse por primera vez entre las 1.000 páginas más visitadas en España a finales de 2010", asegura el comunicado. Según la consultora de web Alexa, su dirección ocupa el quinto puesto en importancia entre los medios de comunicación gallegos consultados.

Xornal.com se convertirá de este modo en la única apuesta editorial que continúe en pie en el grupo San José. Promovida en 1999 por los periodistas José Luis Gómez, Antonio Sangiao y Bieito Rubido, este otoño cumplirá 12 años.

El Colexio de Xornalistas y el BNG afirman que se resentirá la pluralidad informativa

"El cierre de un medio de comunicación es una mala noticia para la profesión periodística y para la sociedad, por cuanto pierde en pluralidad informativa, fundamental para conformar una población crítica". El Colexio de Xornalistas lamentó así la desaparición en papel de Xornal de Galicia incidiendo en que "desde su salida hizo una apuesta decidida por la normalización del uso del gallego". El colegio profesional espera que la editora cumpla su promesa y potencie la edición web sin apoyarse en despidos, "como ya tiene asumida la empresa que sucederá, porque una reducción de la plantilla no haría otra cosa que lastrar el proyecto".

En términos parecidos se manifestaron A Mesa pola Normalización Lingüística y el BNG. La formación política cree que lo ocurrido es sinónimo del "empobrecimiento de la democracia" y que la situación se debe a "la falta de apoyos de la Xunta a los medios en gallego".

Como ya sucedió con el cierre de Galicia Hoxe, la cabecera que, desde el 17 de mayo de 2003, mantenía en la calle el Grupo Correo Gallego, la empresa del constructor Jacinto Rey alegó ante los trabajadores que una de las causas de su crisis ha estado en la falta de ayudas públicas. El mecanismo, muy utilizado desde los Gobiernos de Manuel Fraga, es para algunas editoras una vía de financiación tan importante como la publicidad privada o las ventas.

Para el colegio profesional, la Administración está descuidando su obligación de "velar por un espacio informativo plural y fomentar el uso del gallego, como establece el artículo 5 del Estatuto de Autonomía".

El fin de la edición en papel del Xornal de Galicia profundiza una crisis que afloró hace más de un año con la clausura del portal Vieiros, el histórico A Nosa Terra (también propiedad de San José hasta poco antes de su cierre) o el semanario A Peneira.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de agosto de 2011

Más información