Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo equipo retiene las competencias de contratación

Los socialistas acusaron a la presidenta de la Diputación, María Luisa Pastor, de "opacidad" por retener en el seno de la Junta de Gobierno de la institución las competencias para la adjudicación de contratos y concesiones "de todo tipo", dado que el órgano de gobierno que las decidirá está formado exclusivamente por diputados del PP.

Pastor se excusó con el argumento de que el traspaso de funciones responde a la búsqueda de "agilidad" en la gestión y está circunscrito a "asuntos de trámite que no tienen entidad suficiente para tratarse en el pleno".

El portavoz del PSPV, Alejandro Soler, argumentó que la nueva situación "hurta el control previo" a la oposición, ya que solo será informada de las adjudicaciones a posteriori, a través de una política de "hechos consumados" en la que no tendrán oportunidad de "participar, opinar y conocer los asuntos antes de ser aprobados".

Pastor desmintió las acusaciones y reiteró su intención de gestionar la Diputación con "transparencia total".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de agosto de 2011