Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El visado de viviendas en Galicia descendió un 80% en la última década

Los arquitectos piden ayudas para la rehabilitación y los pisos protegidos

En las ciudades gallegas se comienza a percibir un aumento en la demanda de viviendas, pero el descenso de los proyectos de rehabilitación y de construcción de viviendas colectivas, el "refugio" hasta el momento de la actividad del sector durante la crisis, ancla el ánimo de los arquitectos gallegos a la prudencia. "Se podría apuntar que hay un pequeño repunte, pero seguimos en una etapa de gravedad. Seguimos constatando con preocupación la caída de la vivienda colectiva, que era la que movía el sector", explicó el decano del Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG), Jorge Duarte. Los datos de visados de viviendas del primer semestre de 2011 reflejan una pequeña subida respecto los últimos seis meses del pasado año, pero siguen siendo más flojos que los del arranque de 2010. En total, se visaron 2.312 viviendas en este primer semestre, según los datos que presentó ayer el COAG. La cifra está muy lejos de las 13.000 para las que se expedían visados en seis meses durante la pasada década. La actividad ha bajado en estos diez años más de un 80%.

El movimiento principal de visado se dio en las ciudades, en Santiago, Ferrol y, sobre todo, Pontevedra, mientras que A Coruña y Vigo mantuvieron el nivel de pasados años y bajó de forma importante en Lugo y Ourense. Las áreas metropolitanas se suman también al descenso generalizado de visados. En las urbes, afirma Duarte, comienza a haber demanda de vivienda libre, pero es necesario que se abran créditos y se ofrezca a un precio razonable. El parque de viviendas sin vender en Galicia asciende a casi 40.000, la mayoría, como en el resto de España, en zonas de costa donde predomina la segunda vivienda. Por eso, explicó Duarte, son las ciudades, donde existe menos stock, donde el mercado se reactiva antes.

La preocupación del colegio de arquitectos se centra ahora en la bajada de los visados para rehabilitación. El número de viviendas proyectadas que se registró en este primer semestre -410- es el más bajo desde 2008. En esa fecha, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, el sector se refugió en la restauración que llegó a representar el 25% de los visados, mientras que en el primer semestre de 2011 se queda en el 17%. Por ello, Duarte reclamó de las Administraciones públicas medidas políticas que apuesten por la rehabilitación a través de más ayudas.

La evolución es similar también para la vivienda unifamiliar que, a pesar de su "descenso sostenido" en el número de visados, ante la bajada de permisos para otro tipo de viviendas, alcanzó un alto protagonismo en porcentaje, hasta el 52% el pasado año. Este semestre, en números redondos, se visaron 1.220 viviendas unifamiliares, su "mínimos histórico". La vivienda colectiva, la tradicional responsable de la mayor actividad del sector, supuso 1.046 visados en este comienzo de año, frente a los 705 que se registraron en todo 2010. "En cualquier caso se trata del segundo peor resultado de la década y la señal de recuperación aun se debe confirmar a lo largo del año", apuntan desde el COAG.

La vivienda de protección oficial, por su parte, se mantiene estable en un 7%, aunque por debajo de la media de la década que está en un 9%. En los seis primeros meses de 2011, se visaron 163 viviendas de protección. A raíz de la nueva ley de vivienda que proyecta la Xunta -que elimina el porcentaje mínimo del 40% para domicilios de promoción pública y lo deja en manos de cada gobierno local-, Duarte rechazó polemizar sobre un tanto por ciento concreto para pedir en su lugar una "apuesta decidida" de todas las Administraciones por este tipo de vivienda, basada en reservar suelo y facilitar ayudas. "La vivienda protegida no es para clases desfavorecidas, deberían ser las destinadas para la clase media", remarcó. El decano insistió también en la importancia de que se realicen inspecciones a los edificios de más de 50 años, para asegurar el parque inmobiliario y mejorar sus condiciones.

Arranque de 2011

- En 79 ayuntamientos no se visó ninguna vivienda.

- Solo 53 municipios disponen de plan de ordenación urbana. Seis se aprobaron en este semestre.

- En la ciudad de Pontevedra se visaron 168 viviendas, en Santiago 265 y 130 en Ferrol. Son las urbes con más aumento.

- A Coruña se quedó en 243 y Vigo 234, cifras sin cambios significativos.

- En Lugo se registraron 62 y en Ourense 203.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 2011

Más información