Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rechaza por "excesivo" que Feijóo comparezca sobre la crisis

Críticas de la oposición a la triple intervención de conselleiros en la Cámara

El PP aplicó ayer en el Parlamento su doctrina de que la crisis es culpa de Zapatero y que en Galicia está suavizada gracias a la gestión de Feijóo. Con ese argumento, su portavoz, Pedro Puy, justificó su rechazo a la propuesta del PSdeG, apoyada por los nacionalistas, de que el presidente de la Xunta compareciera en un pleno extraordinario para explicar las medidas previstas para hacer frente a la situación económica. Puy aseguró que esa comparecencia sería "a todas luces excesiva". El portavoz socialista, Abel Losada, le replicó con datos del diferencial del PIB de Galicia respecto al conjunto de España en los últimos tres años, en los que pasó de crecer un 0,8% más a mantenerse a la par en el primer trimestre de 2011. Pero el PP impuso su mayoría y no habrá tal pleno veraniego.

Puy argumenta que Galicia "no está tan mal" como el conjunto de España

El PSdeG recuerda que el presidente afeó a Touriño que no diera la cara

Los miembros de la Diputación Permanente, el órgano de guardia durante las vacaciones parlamentarias, se reunió para estudiar esta y otras peticiones de los socialistas, como otro pleno para abordar los incendios forestales y los nombramientos de los miembros de dos ponencias legislativas para agilizar trámites parlamentarios. Ninguna de ellas prosperó, aunque la sesión sirvió para enfrentar los puntos de vista de los tres grupos. Y el del PP es que la situación económica es "insostenible" pero no en Galicia, sino en España, a causa de la desbocada prima de riesgo, que Puy atribuyó a la gestión de Zapatero. "Con Aznar, el diferencial con Alemania era cero", recordó el diputado del PP.

"Estamos ante una grave crisis de confianza a nivel nacional: nadie confía en el actual Gobierno de España, ni en que el presupuesto que se pueda aprobar para el próximo año sea el que realmente necesita este país", expuso Pedro Puy. Frente a esta situación, y para redondear el argumento, aseguró que "la gran mayoría de los estudios económicos ponen de manifiesto que Galicia no está tan mal como España". El cumplimiento del objetivo de déficit demuestra, además, que Galicia "está cumpliendo con la estabilidad presupuestaria".

Losada apoyó su petición con una cita del propio Feijóo, que en julio de 2008, en la oposición, reprobó a Touriño por "irse de vacaciones sin explicar en el Parlamento la situación económica que atenaza a los gallegos". "En Galicia había entonces menos de 150.000 parados, un 63% menos que ahora", reprochó el portavoz socialista. Fue uno de los argumentos que utilizó para replicar al supuesto mejor comportamiento de la economía gallega esgrimido por Puy. "Feijóo dijo que en 45 días acabaría con el desempleo, pero Galicia llega hoy a 250.000 parados, con una tasa de crecimiento que duplica la de España", añadió. Frente a esta situación, el PP promete "milagros teológicos", al afirmar, como hizo Feijóo, que la crisis se acabará "cuando Rajoy gobierne", lamentó Losada.

El portavoz del BNG, Carlos Aymerich, apoyó la propuesta socialista entre acusaciones a la Xunta de borrarse en la lucha contra la crisis. La negativa del PP demuestra, añadió, que el Gobierno gallego "no está haciendo nada para resolverla, salvo practicar políticas de austeridad que provocan más paro y precariedad". Aymerich reprochó a Feijóo que presuma de reducir el déficit y "recorte los presupuestos por razones ideológicas".

Puy provocó las protestas de la oposición al defender la duración de dos meses del período extraordinario del Parlamento para "temperar el clima político y relajar los ánimos". En cambio, apeló a las tres comparecencias de otros tantos conselleiros de la Xunta a petición propia, autorizada ayer por la junta de portavoces, para "demostrar que el Parlamento no está de vacaciones". Socialistas y nacionalistas recordaron que las tres comparecencias -de los titulares de Economía, para hablar del sector naval; Facenda, para hacerlo de la financiación autonómica, y de Infraestructuras, para analizar el Pacto do Obradoiro-, son sobre asuntos que escapan a las competencias autonómicas. "Vienen al Parlamento a hacer campaña electoral para el PP y atacar al Gobierno del Estado", criticó Abel Losada. El portavoz socialista lamentó que los diputados populares en el Congreso "no sean capaces de lograr que su partido plantee las mismas explicaciones".

Subida impositiva, "lucha antifraude"

Por primera vez desde que se destapó una subida de en torno al 30% de los impuestos que cobra la Xunta a quienes compran o heredan una vivienda, el Partido Popular ofreció ayer una primera y sucinta explicación. Se trata, explicó su portavoz parlamentario, Pedro Puy, de "aplicar las normas y luchar contra el fraude fiscal". No negó Puy la mayor recaudación que, de forma silenciosa, mediante las nuevas valoraciones al alza de los bienes inmuebles, obtendrán las arcas autonómicas.

Fue el portavoz del BNG, Carlos Aymerich, el que recriminó al Gobierno gallego el incremento impositivo "a escondidas". Lo afirmó dirigiéndose no al portavoz del PP, sino a su diputado Román Rodríguez, portavoz de urbanismo del grupo popular y concejal de la misma área en el Gobierno municipal de Lalín, uno de los ayuntamientos del PP que ha criticado el "desmesurado" incremento de las tasaciones. Esos valores sirven de base impositiva, y se trasladan en la misma proporción a los impuestos que pagan los compradores de viviendas. "¡Manda truco!", exclamó con sorna Aymerich.

Tuvo que repetir el portavoz nacionalista su acusación en un siguiente turno para que Pedro Puy articulara una mínima explicación. La Xunta actúa sobre esos valores porque "son sobre los que tiene esa potestad". "Se lucha contra el fraude, pero los impuestos no se modifican", explicó, en referencia a que los tipos que se aplican son los mismos, aunque en realidad suba la recaudación en la medida en que lo haga la base impositiva. Respecto a la lucha contra el fraude, afirmó que "si la base impositiva se oculta a Hacienda", la Xunta necesita "algún recurso, como el catastro", para objetivar los precios. "Es lo que está haciendo la Xunta, con especial atención a los derechos de los ciudadanos", aseguró el portavoz del PP.

Con la caída de los precios del sector inmobiliario, y según comprobaciones realizadas por gestorías especializadas, los precios que contienen las tablas, y que la Xunta ya aplica antes de aprobarlas oficialmente, superan en muchos casos los precios de mercado. La valoración entrará en vigor antes de que acabe julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 2011

Más información