Entrevista:TELEVISIÓN

"Spielberg es el mejor cuentacuentos"

Noah Wyle protagoniza la nueva serie de ciencia ficción que produce el director de 'Encuentros en la tercera fase'

Noah Wyle (Los Ángeles, 1971) fue durante más de una década el doctor Carter de la serie Urgencias. Un total de 255 episodios que hicieron de este actor el intérprete mejor pagado de la televisión estadounidense en los noventa. Después estuvo algo perdido para el público, aunque protagonizó tres telefilmes en la saga juvenil de The librarian. Steven Spielberg le da ahora la oportunidad de pilotar la serie de ciencia ficción que produce, Falling skies, un nuevo acercamiento a una invasión alienígena a la Tierra, cuyos primeros capítulos recuerdan a V o Walking dead. "Spielberg es el mejor cuentacuentos de mi generación. Trabajar con él es como recibir una educación cinematográfica en una escuela especializada", dice Wyle en su visita a Madrid para presentar la serie, que empieza a emitir TNT (dial 24 de Digital +) esta noche (22.15), una semana después de su estreno en EE UU.

'Falling skies' transcurre en un mundo arrasado por extraterrestres
"No me veo como un héroe de acción", recalca el actor
Más información

Falling skies transcurre en un mundo apocalíptico invadido y arrasado por extraterrestres. Es una historia de supervivencia en la que Wyle interpreta a Tom Mason, un profesor de Historia, padre de tres hijos, convertido en héroe de la resistencia. "Al principio parece que ser un profesor es algo esotérico e innecesario, pero después sus conocimientos de historia militar y estrategias de las grandes batallas le colocan en una buena posición para ser un líder", dice y explica que hay tres aspectos del personaje que resuenan en su propia vida "la idea de paternidad [es padre de un niño de ocho años y una niña de cuatro]-, la de liderazgo y la mezcla de tristeza y pérdida".

Criado con clásicos de la ciencia ficción como La guerra de las galaxias, Star Trek, E.T. o Encuentros en la tercera fase, Wyle cita las películas de guerra y del Oeste de los años cuarenta de actores como James Stewart, Henry Fonda o Gregory Peck, como la verdadera influencia en la caracterización de su personaje. "Mucho más que las películas de ciencia ficción de la era atómica", recalca. También cree que debido a la gran cantidad de efectos especiales que requiere una producción así, "no hay más series como esta porque son muy caras"`.

El actor ve Falling skies como un drama familiar que tiene como fondo una invasión alienígena. "Por eso creo que hay más analogías con las películas bélicas que con las de ciencia ficción". Aunque su sueño es protagonizar un western, Wyle defiende el género: "La ciencia ficción funciona mejor cuando es un cuento metafórico. Es como pelar una cebolla. Conozco la historia, todos los episodios -la temporada tiene diez-, y hay muchos giros que la gente no espera".

Junto a Wyle, forman parte de esta aventura Moon Bloodgood (una médico), Drew Roy (el hijo mayor), Colin Cunningham (líder de una banda callejera) y el veterano actor Bill Patton (un exmilitar al mando de un grupo de civiles). "Las desventajas de la situación quedan claras. Estos personajes están recuperando ciertas cualidades que son las que nos hacen ser humanos. Las relaciones son más auténticas. Y la idea de que todo el mundo trabaje conjuntamente por la supervivencia común es muy inspiradora", explica Wyle.

La resistencia tiene como objetivo sobrevivir y descubrir cómo derrotar a unos alienígenas. "No me veo como un héroe de acción. No. Lo disfruto, pero no", recalca Wyle, que recuerda que cuando era pequeño le gustaba jugar a policías y ladrones. "Estos papeles, como el de The librarian [al estilo Indiana Jones] o el de este profesor, se parecen a aquello juegos de juventud, pero hacen que mi familia se ría", bromea.

Wyle espera que haya al menos otra temporada, algo casi seguro tras la excelente acogida de la serie en EE UU. "Siempre me he sentido afortunado con el doctor Carter. Empezó siendo el toque cómico y al final se convirtió en un médico muy profesional", se defiende el actor al ser preguntado por el personaje que le encasilló. "Pero Falling skies ha sido un desafío, poder hacer un papel mucho más dinámico y físico, un género nuevo para mí".

Noah Wyle (derecha) y Drew Roy, padre e hijo en <i>Falling skies.
</i>
Noah Wyle (derecha) y Drew Roy, padre e hijo en <i>Falling skies. </i>

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción