Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios aumentan la presión para ganar más peso en la sociedad

Herrero dice que el debate del pleno de la comunidad "no es relevante"

"El debate del estado de la comunidad no es un debate especialmente relevante desde el punto de vista de las consecuencias, pero sí del debate dialéctico". El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, apostó ayer por que la voz de los empresarios andaluces cale más en la opinión pública que el debate parlamentario sobre el estado de la comunidad que protagonizarán el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, Griñán y el líder del PP, Javier Arenas, el mismo día que la convención empresarial La empresa como solución. La CEA ha desplegado en las tres últimas semanas una intensa y amplia campaña de movilización mediática y puerta a puerta para llenar con más de 3.000 empresarios el próximo 30 de junio el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla (Fibes). Webs, redes sociales, y la tradicional mensajería interna han sido utilizadas por la CEA para convocar a sus afiliados a la convención, a la que acudirá el presidente de la CEOE, Juan Rosell, en su primera visita oficial a Andalucía.

La CEA espera juntar a 3.000 asociados en la cumbre de Sevilla

Griñán pidió un cambio de fecha de la convención para poder asistir

Herrero afirmó ayer, durante la presentación de la convención, que esta "no va contra nadie ni a favor de nadie" y que sus objetivos son el de propiciar la "cultura empresarial", "potenciar el papel de la empresa" y "reforzar los valores de la unión y el asociacionismo empresarial".

El presidente de la patronal dijo que había mantenido sendos encuentros con el presidente de la Junta y con el líder de la oposición a quienes trasladó las intenciones del acto. Herrero explicó que ambos le mostraron su disposición a asistir aunque se excusaron en la coincidencia con el debate parlamentario sobre el estado de la comunidad, que concluye ese día. Además, desveló que el presidente de la Junta le pidió un cambio de fechas para poder asistir a la convención. "Ha sido imposible por razones de logística y por los compromisos ya adquiridos".

El presidente de CEA señaló que el acto será breve, de no más de dos horas, con intervenciones cerradas de los presidentes de la CEOE, Juan Rosell, de él mismo, así como de los presidentes nacionales de Asaja, Pedro Barato, de la Confederación Española de Comercio, Manuel García Izquierdo, y de la Asociación de Jóvenes Empresarios, David Alba. También intervendrán varios dirigentes sectoriales. "Se trata de prestar un eco y un altavoz a todas las pretensiones del mundo empresarial, no como crítica al pasado, sino de cara al futuro", dijo Herrero, quien indicó que por mucho que se repiten las pretensiones empresariales estas "no tienen mucho eco, y es necesario insistir hasta que la sociedad, los partidos y los Gobiernos las entiendan".

El presidente de la CEA reiteró su idea de que las Administraciones tienen un tamaño desmesurado, que han creado 58.000 empleos frente a los 400.000 destruidos por el sector privado en los últimos tres años, y que deben "aligerar la carga procedimental" y crear "procedimientos ágiles, rápidos, poco costosos y seguros jurídicamente". Herrero señaló la necesidad de "evitar tanto cambio normativo y de que haya un proceso legislativo racional". En este sentido, criticó que se legisle mediante disposiciones transitorias en leyes que nada tiene que ver con la materia que se regula.

Desde el Gobierno le contestó el consejero de Economía, Antonio Ávila, quien dijo que "cuestionar la dimensión de las autonomías" equivale a "cuestionar en buena medida la dimensión del Estado del b ienestar". Ávila dijo que la Administración autonómica "no está sobredimensionada" e invitó a quien defienda lo contrario que diga donde sobra. "Si no lo que queda es un cuestionamiento de la función pública", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de junio de 2011