Entrevista:RORY McILROY | Golfista norirlandés, número siete del mundo

"El golf está perdiendo la imaginación"

Hace un mes estuvo en Wembley, en la final de la Liga de Campeones. De rojo, claro, en apoyo de su equipo, el Manchester United. Aunque antes del partido tenía la intuición de que el Barça se llevaría el título: "Mueven el balón de manera alucinante. Marcarán una época". Rory McIlroy (Irlanda del Norte, 1989) habla de fútbol y utiliza las redes sociales como cualquier chaval de 22 años. Solo que no es un adolescente cualquiera, sino el golfista número siete del mundo. El jueves comienza el Abierto de Estados Unidos, sin el lesionado Tiger Woods, y el joven genio, tras perder el Masters de Augusta en la última jornada, vuelve a las quinielas.

Pregunta. ¿Qué se le regala por su cumpleaños a un multimillonario de 22 años?

"Nadal es el mejor deportista del mundo, un modelo para inspirar a todos"
"Seve me escribió para felicitarme. Fue muy especial que se fijara en mí"
"Ahora se pretende golpear más lejos. Los jugadores son cada vez más atletas"
"Perder el Masters fue muy duro. Me presiono a mí mismo para ganar"

Más información

Respuesta. Nada especial [ríe]. Ropa. Hay gente que me compra cosas para mi nueva casa, pero es difícil que acierten... Para cocinar, nada. Mi novia me regaló un par de zapatos. Si veo algo que me gusta, me lo compro.

P. ¿En qué se parece a cualquier chico de su edad?

R. En que me gusta jugar al fútbol e ir al cine. Hago cosas normales. La diferencia es que me gano la vida jugando al golf y eso supone que vea mucho mundo y experimente cosas nuevas continuamente pese a ser tan joven.

P. ¿Cuántos coches tiene?

R. Míos tengo tres, pero calculo que he comprado unos 14 o 15. Tengo un Range Rover, un Audi y un Bentley, mi favorito. Me encanta la fórmula 1. Me gustaría ir a Montecarlo o Abu Dabi. Como británico, voy con McLaren, aunque Red Bull es increíble.

P. ¿En qué le ha cambiado la fama?

R. Prefiero que me paren por la calle a pedirme un autógrafo a que no me conozca nadie. Hay mucha gente detrás de mí, pero mi familia y mis amigos me mantienen muy centrado y me ayudan a tener los pies en la tierra. Tengo los de siempre, con los que fui al colegio. Empecé a jugar al golf a los dos años. Ha pasado mucho tiempo, pero tengo la misma pasión y amor por el golf que entonces. A veces no es divertido. Tienes que entrenarte a diario porque es tu trabajo. Viajar por el mundo te hace más inteligente y responsable de ti mismo. Debes hacer las cosas tú solo. Pero, en esencia, no he cambiado mucho.

P. ¿A qué se dedicaban sus padres?

R. Sufrieron para que yo pudiera jugar. Mi padre tuvo oficios muy variados. Por el día, en un club deportivo. Por la noche, como encargado en un bar. Ahora pueden disfrutar.

P. ¿Es cierto que da entrevistas desde los 10 años?

R. Sí. Irlanda del Norte es un país muy pequeño. Así que, como se me conoce desde hace tanto tiempo, llevo 12 años así.

P. ¿Por qué el golf?

R. Mi padre jugaba en su tiempo libre y yo me enamoré del juego. Él nunca me empujó. No tenía el sueño de que yo fuera profesional. Fui yo quien lo persiguió.

P. ¿Tuvo problemas económicos para jugar?

R. No. Hay una gran diferencia entre Irlanda del Norte y España. Nosotros tenemos campos públicos de golf y clubes baratos. Prácticamente, todo el mundo puede jugar al golf. Así que no resulta tan costoso como en España. Aunque creo que ahora es más fácil que hace 10 años. Sé que Jiménez empezó de caddie. ¡Qué mérito!

P. ¿Ahora falta sufrimiento para llegar a la élite?

R. Como en el caso de Jiménez o de Ángel Cabrera en Argentina, hay gente que ha tenido que trabajar muy duramente para llegar lejos. Has de tener empuje y el deseo de jugar bien y ganar. Hoy probablemente es más difícil participar en un torneo porque hay muchos más jugadores. No es fácil abrirse camino. Tener un inicio duro te ayuda mucho.

P. ¿Ha hecho usted alguna vez de caddie?

R. Solo para mi padre.

P. ¿Quién es su modelo?

R. Tengo unos cuantos héroes en el deporte. El año pasado conocí a Rafa Nadal en el Abierto de Estados Unidos, en Flushing Meadows, y me pareció un chico majísimo fuera del campo y muy trabajador. Me gustaría ser como él, tener su actitud y su mentalidad. Es el mejor deportista del mundo ahora mismo. Nadal es un modelo mundial para inspirar a todos, también a mí. En cuanto a golfistas, intento ganar a todos, sean quienes sean: Woods, Mickelson o Sergio García. Así que no los tengo en un pedestal. ¿Mis favoritos? Tiger y Sergio.

P. ¿Es natural su swing o lo ha practicado mucho?

R. Me sale de forma natural porque lo he practicado mucho, desde los dos años. Y he tenido el mismo entrenador desde los nueve, Michael Bannon, que fue profesional. Hemos trabajado el swing para hacerlo perfecto, pero también hemos querido mantenerlo muy natural y sencillo. He sido bendecido con este swing.

P. ¿Es ahora el golf un deporte más físico y menos técnico?

R. Sí. El golf ha cambiado muchísimo en los últimos 15 años. Lo que se pretende ahora es golpear más lejos. Necesitas un toque especial y gran habilidad para dominar el campo, pero los golfistas son cada vez más atletas. Es una ventaja. Sin embargo, creo que la habilidad y la imaginación todavía son una parte fundamental del juego. Digamos que tengo tanta habilidad e imaginación como Sergio García. Él lanza la pelota de modo increíble... Ahora el golf está olvidando lo importante que son la imaginación y la habilidad. Las está perdiendo, sobre todo en estos tiempos en los que puedes lanzar muy lejos la bola. Pero en el green necesitas toque.

P. ¿Qué ha supuesto Tiger?

R. Mi primer recuerdo del golf, viendo el Masters de 1997 por la tele con mi padre. Para mi generación, ha significado mucho. Nos ha inspirado a ser jugadores. Ha tenido un par de años muy difíciles y no está en forma. Pero démosle tiempo. Ha tenido un periodo difícil en su vida. Eso no significa que no vuelva a lo más alto.

P. ¿Qué le contaron los veteranos sobre Severiano Ballesteros?

R. Que si no hubiera sido por él el golf europeo nunca habría sido igual. Era una figura indiscutible y dio tanto al golf... Tuve ocasión de conocerle brevemente cuando yo era muy joven. Después de mis triunfos en los últimos dos años, me envió unas cartas de felicitación muy alentadoras. Yo era muy joven cuando le conocí y nunca tuve la ocasión de verle como profesional. Fue muy especial que se fijara en mí y me escribiera varias veces. Todo el mundo sabía que era muy competitivo en el campo, pero a la vez era muy generoso aconsejando a la gente. Parecía una persona estupenda. Todos tienen un maravilloso recuerdo de Seve y eso es lo más importante.

P. En el último Masters fue líder durante tres jornadas y perdió el primer puesto en la última. ¿Le pudo la presión?

R. Me presiono a mí mismo para ganar. Perder fue muy duro, pero sé que, si vuelvo a estar en esa situación, aprenderé y no volveré a cometer los mismos errores. No me siento presionado por nadie. Soy yo el que se presiona.

P. ¿Cómo le afecta ser señalado como un futuro número uno?

R. Hay una gran diferencia entre que lo diga la gente y serlo de verdad. Es estupendo que piensen que tengo tanto potencial.

P. Su victoria en un grande este año se paga seis a uno en las casas de apuestas...

R. [Ríe]. Después del Masters, tengo una buena oportunidad para los tres siguientes. Siento que mi juego está en forma para ganar un grande y me siento mejor jugador que el año pasado.

P. ¿Es futbolero?

R. Me encantan el fútbol, el tenis y el rugby. Al fútbol juego con mis amigos, y al tenis, pero no al rugby. Lo probé y me lesioné. Es demasiado duro. Sigo al Manchester United. Mi futbolista favorito es Evra. Necesitamos un portero. Cuando cumplí 20 años, los jugadores del Manchester me mandaron una camiseta firmada por todos. Y tengo una de Messi. Yo también soy embajador de Unicef.

P. ¿A quién le gustaría conocer?

R. A David Beckham.

P. ¿Cuál de los golfistas británicos usa más Twitter?

R. Poulter y Westwood... Yo escribo dos o tres veces al día. A los aficionados les hace sentirse más cercanos a mí. Y me gusta mostrar que soy un chico normal.GOLF

El jueves empieza el Abierto de Estados Unidos

Rory McIlroy, el mes pasado en Málaga.
Rory McIlroy, el mes pasado en Málaga.JULIÁN ROJAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de junio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50