Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mujer de Sito Miñanco promueve 38 chalés a pie de playa en Sanxenxo

'Sito Miñanco' fundó la promotora con su lugarteniente 'O Rubio de Aios'

Cuando el reo José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, franquee los muros de la prisión de Algeciras para disfrutar de su primer permiso carcelario, podrá comprobar la prosperidad que sus años entre rejas ha traído a alguna de las empresas que fundó en los ochenta, la década en la que el narcotraficante amasó su fortuna y cultivó poderosos compadreos. Es el caso de Jolva, SL, una promotora inmobiliaria que el narco de Cambados constituyó en agosto de 1988 -tres años antes de ser detenido por la policía- con el que entonces era su estrecho colaborador, José Alberto Aguín Magdalena, alias O Rubio de Aios. Este último, condenado en los noventa durante el sumario de la Operación Nécora por comerciar con bienes obtenidos gracias al tráfico de drogas, es hoy la cara visible de la empresa aunque, según el Registro Mercantil, también es socia de Jolva desde 1987 la exesposa de su antiguo jefe, Rosa Pouso Navazas, que consta como divorciada. Jolva ultima actualmente el papeleo para levantar una urbanización de 38 chalés a pie de playa en el exclusivo arenal de Montalvo, en el ayuntamiento de Sanxenxo, después de una larga y accidentada tramitación.

Jolva se beneficia de suelo urbanizable impulsado en 2003 por Telmo Martín

El bipartito impugnó el proyecto pero el Ayuntamiento pleiteó y lo salvó

La empresa fundada por Sito Miñanco con su esposa y su lugarteniente fue una de las beneficiarias de los cambios que el exalcalde de Sanxenxo, el constructor Telmo Martín (PP), incluyó en el plan urbanístico que aprobó para la Marbella gallega en 2003, en pleno esplendor de la era del ladrillo. En un momento en el que el sector inmobiliario era un potente imán para personas con posibles, la norma introdujo más facilidades si cabe para que las promotoras edificasen en la costa del municipio. El plan, que fue redactado con Martín de alcalde y con la actual directora general de Urbanismo, Encarnación Rivas, como responsable de la Xerencia Municipal de Urbanismo, designó 30 áreas de terreno como suelos urbanizables (bautizados como SU), una figura que permite que una inmobiliaria pueda imponer a todos los propietarios de fincas la obligación de levantar una urbanización si se hace con el 51% del terreno. Quien se negase a participar, sería expropiado por el Ayuntamiento.

El SU número 18, ubicado al pie de la playa de Montalvo, correspondió a la empresa Jolva, de la que son socios O Rubio de Aios y la exesposa de Sito Miñanco, y a la también promotora Arlequín Rojo, de la que el primero es administrador. El Ayuntamiento de Sanxenxo asegura que no puede aclarar si estas sociedades eran propietarias de los terrenos antes de que el Gobierno municipal lo declarase suelo urbanizable o si se hizo con ellos posteriormente. Lo único que tienen que acreditar las empresas, explica la alcaldesa, Catalina González Bea (PP), es que son dueñas de al menos el 51% del suelo. En este caso, las únicas propietarias de la parcela donde se levantarán los adosados son Jolva y Arlequín Rojo, a excepción de una "pequeña" finca junto a la carretera que es del Ayuntamiento, señalan fuentes municipales de Sanxenxo.

La urbanización de chalés que Jolva y Arlequín Rojo levantarán junto al mar está superando ya sus últimos trámites. Actualmente, coincidiendo con el permiso para salir de la cárcel que ha recibido el fundador de la primera de estas empresas, Sito Miñanco, está a exposición pública en la Xerencia Municipal de Urbanismo la propuesta de las promotoras para la "equidistribución" del polígono. El camino, sin embargo, ha sido tortuoso, ya que este proyecto fue uno de los que el bipartito impugnó cuando suspendió licencias en los primeros 500 metros de costa para ordenar el hasta entonces irracional urbanismo del litoral gallego.

El plan parcial que presentó Jolva en el Ayuntamiento de Sanxenxo para levantar la urbanización en la playa de Montalvo fue aprobado de forma inicial en enero de 2006 por el entonces alcalde del PP, Telmo Martín, el mismo que impulsó la norma urbanística que permitía edificar al pie de la playa de Montalvo. La promotora de la que son socios O Rubio de Aios y la exesposa de Sito Miñanco recibió el visto bueno definitivo a su propuesta gracias a un acuerdo plenario del 7 mayo de 2007, ya en ausencia de Telmo Martín, que dejó la corporación cinco meses antes para competir por la alcaldía de Pontevedra. Quien presidía aquel pleno, justo 20 días antes de las municipales de 2007, era Catalina González, la actual regidora y sustituta en aquel momento de Telmo Martín.

Aquel acuerdo plenario hizo estallar un conflicto judicial entre la Xunta bipartita (PSdeG-BNG) y el Ayuntamiento de Sanxenxo, en manos del PP. El Gobierno presidido por Emilio Pérez Touriño impugnó la urbanización de Montalvo en los tribunales alegando que el proyecto, emplazado en un espectacular enclave natural, debía ser sometido a una estricta evaluación ambiental.

Sanxenxo defendió el plan para ejecutar los 38 chalés con uñas y dientes y finalmente ganó la batalla el pasado mes de febrero, cuando el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia declaró firme la última sentencia en favor de la legalidad de la urbanización. La empresa Jolva podrá levantar 38 adosados en Montalvo 23 años después de que fuese creada por Sito Miñanco.

Un colaborador de Aguín Magdalena será concejal del nuevo Gobierno local del PP

Tras las pasadas municipales, el Ayuntamiento de Sanxenxo seguirá en manos del PP pero con algunas caras nuevas. Como número cinco de la lista de los populares, se ha hecho con un acta de concejal Marcos Guisasola Padín, colaborador de José Alberto Aguín Magdalena, O Rubio de Aios, el promotor que, asociado con la exesposa de Sito Miñanco, levantará los chalés en la playa de Montalvo.

Una portavoz del Ayuntamiento de Sanxenxo admite que la asesoría de Guisasola le lleva los asuntos a empresas de Aguín Magdalena. El concejal electo del PP en el municipio ha sido además administrador único de al menos un par de sociedades de O Rubio de Aios. Representándolo a él, Guisasola firmó la compra de una gasolinera a su ahora compañero de partido Evaristo Juncal Carreira, el exjefe territorial de la Consellería de Medio Ambiente en Pontevedra que dejó el cargo hace menos de un año tras salir a la luz que había vendido empresas a procesados o condenados por blanquear dinero de la droga y a socios de narcos.

Uno de los polémicos negocios de Juncal Carreira, que es presidente del PP de Caldas de Reis (Pontevedra), lo hizo precisamente con Guisasola. El recién elegido concejal del PP en Sanxenxo era administrador de una promotora de O Rubio de Aios llamada Alxopar Promociones y como tal le compró a Juncal por 600.000 euros la empresa Enxeñería dos Recursos Enerxéticos, concesionaria de una gasolinera en Pontevedra. La actividad empresarial que compaginó con su plaza de funcionario en la Xunta, la construcción sin licencia de una de sus viviendas y el impago de los impuestos municipales que estaba obligado a abonar le costaron el puesto de jefe territorial del Gobierno gallego a Juncal Carreira. Sigue siendo, sin embargo, presidente del PP de Caldas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de junio de 2011

Más información