Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hay que hablar de lo que hemos quedado"

Tal era el grado de connivencia que tenía Enrique Ortiz con Luis Díaz Alperi que el exalcalde se tomó la molestia de informar al contratista antes de anunciar su dimisión y cederle el sillón a Sonia Castedo. Y con el jefe del Consell, Francisco Camps y el líder del PP en Alicante, José Joaquín Ripoll, delante.

Este es un extracto de la conversación captada el 11 de septiembre de 2008 entre ambos:

Alperi: Dentro de un cuarto de hora doy una rueda de prensa y dimito como alcalde.

Ortiz: ¿Por qué?

A.: Porque sí, que sí, porque ya está bien.

O.: ¿Qué me dices?

A.: Pues lo que te digo y entonces... He estado toda la mañana con Camps y estamos de acuerdo, está aquí conmigo y Ripoll y Sonia, se queda Sonia, claro.

O.: ¿Me lo dices en serio?

A.: Claro que sí.

O.: ¿Y se queda Sonia?

A.: Evidentemente. Si no se queda Sonia, yo me voy.

O.: Bueno, ¿y ya has hablado con Paco [Camps] hoy?

A.: Sí, que está aquí conmigo. (...)

A.: Toma, felicítala directamente (y le pasa el teléfono a Sonia).

Sonia Castedo: Dime, Enrique.

O.: Buenas tardes, señora alcaldesa.

S. C.: Calla, calla.

O.: Este es un crack.

S. C.: Calla.

O.: Pues felicidades.

S. C.: Te paso con Luis.

O.: Bueno, dentro de un rato ya no serás mi amigo el alcalde, solo serás mi amigo.

A.: Eso espero.

O.: Lo celebraremos.

En otra conversación entre Ortiz y Castedo, ambos intentan concretar una cita.

O.: A ver cuándo nos vemos porque tenemos que hablar de lo que habíamos quedado y de los párkings.

S. C.: Sí, cierto.

O.: Que nos están achuchando con que empecemos y que tal y que cual (...).

S. C.: Vale.

O.: Míramelo y yo te asalto cualquier momento por la mañana, voy al Ayuntamiento (...).

S. C.: ¿Qué otro?

O.: Con Jesús [Quesada, redactor del Plan General].

S. C.: Si, es cierto.

O.: Con Jesús, porque a ver qué vamos a hacer con lo del Rico Pérez y estas cosas.

Las escuchas policiales también revelan que Ortiz intentó influir en el Consell para que eliminara la obligación legal de aportar un metro cuadrado de suelo protegido por cada metro reclasificado y que hasta llegó a presentar alegaciones al Plan General a través de terceros con esa finalidad, incluyendo a la Federación Provincial de la Construcción.

En otra conversación grabada el 28 de agosto de 2009, Ortiz llama a Vicente Cotino para felicitarlo por el nombramiento de su tío, Juan Cotino, como nuevo consejero de Urbanismo y jactarse de la situación.

Ortiz: Vicentico, no te llamé ayer a las 12 de la noche...

Vicente Cotino: Sí.

O.: Para felicitarte porque... porque...

V. C.: Porque, ¿qué ha pasado?

O.: No, coño, lo de tu tío, de puta madre, ¿no?

V. C.: De puta pena, macho, no me jodas.

O.: ¿Por qué?

V. C.: Coño, era una... una conselleria que me estaba adjudicando obras que tengo que dejar de licitar.

O.: Por eso, por eso... ahora me las da a mí... ¡Ah! Qué grande. No, hombre, no, yo creo que es bueno, eh.

V. C.: ¿Es bueno? No sé, no sé.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de junio de 2011