Fracasa la negociación entre el PP y Amor por la alcaldía de Benidorm

Pérez Fenoll acusa a la exconsejera de someterle a "un chantaje"

El CDL que encabeza Gema Amor ha convertido las negociaciones para alcanzar un pacto de gobierno con el PP en un juego de cluedo, donde al final tiene que morir alguien. En este caso, la expresidenta del PP de Benidorm pretende que el cadáver político acabe siendo el candidato popular a la alcaldía, Manuel Pérez Fenoll.

La negociación arrancó el martes entre tres representantes del PP y otros tres de la candidatura liderada por la exconsejera, que de salida planteó las dos condiciones que los populares no están dispuestos a aceptar: que Amor debe ser la alcaldesa y que el exalcalde Pérez Fenoll debe dimitir. Es lo que llevó al candidato del PP a afirmar que "lo que hubo fue un chantaje de Gema Amor" y añadió que los miembros de su partido "no se someten a chantajes de nadie"

El portavoz popular, Toni Pérez, uno de los negociadores, dijo que "al minuto" podrían haberse levantado, para escenificar que mientras ellos planteaban lograr un pacto estable por la gobernabilidad del Ayuntamiento, los negociadores del CDL propusieron "la exigencia de renuncia" de Fenoll.

Aunque los dos cabeza de cartel electoral delegaron la negociación en compañeros de lista, Pérez Fenoll dejó claro que "no se puede iniciar una negociación pidiendo la cabeza de quien es tu interlocutor", y recordó que la diferencia de votos obtenidos por ambas formaciones es considerable. Al PP lo votaron más de 10.202 electores, por los 3.320 sufragios que obtuvo el CDL.

Dado el ambiente creado tras la primera cita negociadora, que tendrá continuidad con una nueva reunión el próximo lunes, los populares sospechan que "por la actitud de Gema Amor, quiere que Agustín Navarro [el candidato del PSPV] sea alcalde y que hay un pacto encubierto" entre ambos para lograr ese fin.

"O no quiere un pacto [con el PP] o quiere intentarlo a última hora el día 10", añadió Toni Pérez, convencido de que al día siguiente, cuando se constituyen las nuevas Corporaciones municipales, cada partido acabará votándose a sí mismo y el resultado será que Navarro consiga la vara de mando.

Tras el 22 de mayo, el PSPV y el PP obtuvieron 11 concejales, aunque los socialistas fueron la lista más votada por 189 votos. El CDL consiguió tres concejales, así que si Amor no se decanta por ninguno de los dos, Navarro será elegido y deberá gobernar en minoría.

Los populares pretenden evitarlo con un acuerdo de centro-derecha que se antoja imposible, dado que Fenoll no piensa abandonar la política local y Amor tampoco está dispuesta a devolver al sillón de alcalde a quien considera responsable de su salida del PP en abril.

"La dignidad es más fuerte que el chantaje", proclamó Pérez Fenoll, antes de recordar que "si hay que estar en la oposición, lo estaremos", para añadir que "es ella [en referencia a Gema Amor] la que tiene que recapacitar y cambiar".

EU antepone su programa en Alcoi

Las negociaciones para conformar un tripartito en Alcoi están lejos de cerrarse. Esquerra Unida exigió ayer para apoyar la candidatura socialista de Antonio Francés a la alcaldía que se respete el acuerdo de legislatura que aprobó la asamblea local de la coalición.

Su candidato y concejal electo, Francesc Agulló, puso "por encima de la obtención de cualquier concejalía o responsabilidad de gobierno" la aprobación de determinadas premisas. El documento que pretende que asuman los socialistas y el Bloc se basa en aspectos como la mejora de la participación ciudadana, la paralización de los proyectos polémicos del PP, la recuperación de los servicios públicos, profundizar en la fiscalidad municipal y el desarrollo de un urbanismo sostenible. Agulló aseguró: "Nos votaremos a nosotros mismos [en el pleno de investidura si no es aceptado el acuerdo de legislatura]".

Aún así, Francés podría ser elegido alcalde con los votos del Bloc. Entre ambos suman 12 concejales, por los 11 que consiguió el PP, que pasaría a la oposición.

Mientras tanto, los populares mantendrán las alcaldías de Dénia, Calp o Pilar de la Horadada, localidades donde han llegado a pactos de gobierno con los partidos Centre Unificat, Calp Independiente-Los Verdes y Unión Pilareña, respectivamente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS