Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acció Cultural lleva al Senado su propuesta de televisión sin fronteras

Eliseu Climent defiende la iniciativa legislativa que permitiría ver TV-3

Eliseu Climent, presidente de Acció Cultural del País Valencià, defendió ayer en el Senado que España aplique a través de una nueva ley la Carta Europea de las Lenguas, de la que es firmante, en la que se insta a los Gobiernos a facilitar la interconexión de radios y televisiones públicas a todos los territorios que compartan una misma lengua. En España eso sucede con los canales del ámbito lingüístico catalán y también con las televisiones que se expresan en gallego y vasco. La medida, que permitiría que la señal de TV-3 volviera a recibirse en territorio valenciano de forma estable, podría reunir la mayoría necesaria para ser aprobada en el Congreso y el Senado.

Acció Cultural del País Valencià (ACPV) puso en marcha en septiembre de 2009 la recogida de firmas para promover una iniciativa legislativa popular (ILP) que, convertida en ley, establezca la reciprocidad de emisiones entre televisiones de comunidades autónomas que comparten la misma lengua a través de un canal habilitado por la Administración central. ACPV reunió 651.650 firmas (una ILP exige un mínimo de 500.000) y, una vez pasadas las elecciones autonómicas, la propuesta ciudadana ha llegado a la mesa del Congreso y ayer fue defendida por Climent y por la abogada de Acció Cultural, Mercè Teodoro, en la comisión de Cultura del Senado a petición del grupo de senadores de L'Entesa.

La asociación ha reunido 651.000 firmas de apoyo a la nueva ley

Climent relató en la comisión la táctica empleada por la Generalitat valenciana para terminar con la recepción de la señal de TV-3 en suelo valenciano, basada en la imposición de multas administrativas que alcanzan los 800.000 euros a ACPV, titular de los repetidores que permitieron la llegada del canal durante 26 años. Acció Cultural ha recurrido las sanciones, pero el primer pronunciamiento del Tribunal Supremo no se espera hasta dentro de dos años.

La abogada de la asociación explicó, por su parte, que con la iniciativa legislativa "el Gobierno tendría que planificar el espectro radioeléctrico y prever los múltiples de titularidad y gestión estatal necesarios para que los canales digitales de la radio y televisión de una comunidad autónoma que emitiera total o mayoritariamente en gallego, vasco o catalán fueran recibidos en las otras comunidades autónomas con las que comparten lengua". El cambio, ampliaría la red de radiodifusión de titularidad y gestión estatal, indicó Teodoro, "pero no afectaría en absoluto a las competencias atribuidas a las comunidades autónomas en materia de medios de comunicación, ni de gestión de la red de radiodifusión de los múltiples digitales autonómicos que tienen asignados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de mayo de 2011