Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fundadores de la Sala Nasa dejan la dirección del local por la victoria del PP

"No tenemos estómago para participar en el proyecto de ciudad de Conde Roa"

"Los ataques constantes dirigidos contra nosotros durante los tres últimos años, basados en insultos, amenazas y mentiras, supusieron una dura prueba, sobre todo a nivel personal, al comprobar la impunidad con la que un político puede destrozar la imagen y la credibilidad de unas personas y de una entidad delante de la opinión pública". Este es el argumento de la carta que ayer envió la dirección de Sala Nasa, de Santiago, a sus socios y colaboradores y en la que anuncia sus retirada "de la primera línea de la acción cultural". Detrás de su decisión, la mayoría absoluta del PP en la ciudad y la figura del que, probablemente, será el nuevo alcalde, Gerardo Conde Roa.

"No tenemos estómago para colaborar en el proyecto de ciudad de Conde Roa, basado en la descalificación y persecución de una parte de la sociedad compostelana", reza la misiva. Aunque, en su primera comparecencia como ganador de las elecciones municipales, el candidato popular señaló que la cultura se encontrará entre sus prioridades, lo cierto es que en la oposición arremetió contra la sala alternativa. "Me da rabia que el Ayuntamiento subvencione con 220.000 euros a una sala en la que se hicieron homenajes a terroristas mientras las asociaciones de carácter social viven de la limosna", declaró Conde Roa durante la campaña. La Sala Nasa alquiló el local en 2008, como hizo otras veces con innumerables colectivos y asociaciones, a una plataforma ciudadana legal que organizó un concierto de apoyo a familiares de presos indepentistas.

Lo que el futuro regidor de Santiago nunca tuvo en consideración es que en la Nasa, fundada en 1992 por el grupo teatral Chévere y en la actualidad dirigida por Xesús Ron, se han concetrado algunas de las propuestas escénicas más interesantes de los últimos años. Ayer, Gerardo Conde Roa declinó hacer declaraciones a este periódico dado que, según una de sus colaboradoras, "aún no es alcalde".

"Somos una entidad integrada en la ciudad, que colaboramos con el hospital de Conxo, Down Compostela, Curtocircuíto o Cineuropa; sin apoyo municipal y como isla no tenemos sentido", explicó Ron a EL PAÍS, "pero, aunque no nos negamos al diálogo, como perseguidos, acusados y vilipendiados por ese señor, no vamos a llamar a Conde Roa". La dirección de la Nasa acaba convocando el 11 de junio, en sus instalaciones, a "una sesión de reflexión para pensar entre todos el futuro de la Nasa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de mayo de 2011