Elecciones municipales y autonómicas

El 15-M sale a los barrios a explicar sus propuestas

Cientos de personas en Russafa, El Cabanyal y el Mercat

En su segundo martes, el Movimiento 15-M salió de la plaza del Ayuntamiento de Valencia. A mediodía, un grupo de indignados explicaba las propuestas de la acampada a las puertas del Mercado Central. A lo largo del día, las asambleas de barrio se sucedieron en El Cabanyal, Russafa, donde acudieron más de 100 ciudadanos según el 15-M, en Campanar o en el campus de la Universitat de València en la avenida de Blasco Ibáñez. El movimiento trata así de expandirse, de dar a conocer una lista de propuestas de la que se habló mucho los primeros días y se colgó en la web, pero que mucha gente todavía no conoce.

De todas formas, la principal preocupación de los concentrados sigue siendo su organización. Ayer, una chica de Russafa que acudía a la plaza por primera vez comentaba en la comisión de Organización Interna que quería colaborar pero que no sabía muy bien dónde estaban las cosas. Y es que la estructura del campamento crece a buen ritmo. Ayer, a media mañana, una carpa azul cobijaba una charla sobre educación para la salud justo enfrente de las carpas que montaron los primeros días. El parado's point, un puesto para tratar de dinamizar la entrada y salida de currículos, se alzaba entre ambas partes. Estos dos espacios no existían hace dos días, igual que algunas comisiones que empezaban a funcionar ayer, caso de la de Género.

El movimiento crece ahora en horizontal y regula su orden interno
Más información
Cotino critica a los 'indignados' y estos lo invitan a la asamblea

Así, algunos acampados tratan de fomentar la funcionalidad. "Es cuestión de trabajar en grupos pequeños, de que la asamblea tome decisiones por consenso y si no las comisiones trabajen de nuevo las propuestas y de que haya verdaderos moderadores en los grupos de trabajo", explicaba ayer un acampado que discute desde hace días sobre la organización interna. En el debate de ayer, varios de los acampados apuntaron la conveniencia ser "cuidadoso" al ir a los barrios. "Si vamos a barrios donde ya existan asociaciones de vecinos u otra índole hay que ir con cuidado para no molestar", explicaba uno de ellos.

A las 20.00 se celebró de nuevo la asamblea. Más de 1.500 ciudadanos volvieron a reunirse y los coordinadores contaron en qué habían trabajado. La Jurídica contó su intención de cambiar el artículo 87.3 de la Constitución, el que impide que las iniciativas legislativas populares regulen las leyes orgánicas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Pablo Ferri

Reportero en la oficina de Ciudad de México desde 2015. Cubre el área de interior, con atención a temas de violencia, seguridad, derechos humanos y justicia. También escribe de arqueología, antropología e historia. Ferri es autor de Narcoamérica (Tusquets, 2015) y La Tropa (Aguilar, 2019).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS