Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:FABIO GÁNDARA Y JON AGUIRRE | Organizadores de la protesta del 15-M | Elecciones municipales y autonómicas | Protestas ciudadanas

"No queremos quitar a los políticos, sino que bajen a la calle"

A Fabio Gándara y Jon Aguirre no para de sonarles el móvil durante la entrevista. La mayoría son llamadas de periodistas. Unas pocas son de compañeros suyos de Democracia Real Ya, la plataforma ciudadana de la que forman parte y que convocó la manifestación del pasado domingo. Conseguir que 20.000 personas salieran a la calle en Madrid sin el apoyo de partidos o sindicatos ha llamado la atención de los medios. Aunque ya habían captado el intéres de muchos ciudadanos en las redes sociales y consiguieron que ese interés se trasladara a las calles de medio centenar de ciudades de España.

En su manifiesto aseguran que son "personas normales y corrientes". Gándara tiene 26 años, es abogado, ha hecho un máster en Derecho Urbanístico, está en paro y ahora lleva unos días dejando de lado las oposiciones que está preparando porque entre la organización de la manifestación y atender a los medios no le da tiempo. A Aguirre, otro de los portavoces, le falta presentar el proyecto final de carrera para terminar arquitectura.

"Buscamos que en los municipios haya más democracia participativa"

Confiesan estar cansados, pero no se les nota cuando se lanzan a comentar la repercusión que está teniendo su movimiento y las opiniones que están generando. "Nos llama la atención el uso de clichés, sobre todo por parte de aquellos que se quejaban de que la sociedad española no se moviese", apunta Gándara. "Ahora, cualquier iniciativa que sea tildada de contestataria es enemigo público número uno", añade Aguirre.

"No somos ácratas ni antisistema, somos gente normal", dice Gándara. "Los antisistema son los tiburones que han destrozado el sistema financiero", remarca Aguirre. Se quejan del sistema político bipartidista español, pero dejan claro que no quieren deslegitimizar el voto y animan a que se ejerza en conciencia.

Ellos organizaron la manifestación del día 15, prendieron la mecha de un descontento que creen que ya existía. Pero se desmarcan de las acampadas posteriores en varias ciudades. "Las apoyamos pero no tenemos que ver con su organización, han sido los ciudadanos los que se han organizado entre ellos", señala Aguirre.

La Casa de Granada fue el lugar donde los primeros integrantes de la plataforma se reunieron. "Después de crear el grupo de Facebook, hace tres meses, quedamos en la boca del metro de Tirso de Molina y vinimos aquí", apunta Gándara, que ha estado dentro del movimiento desde el comienzo. Aguirre se unió en abril a la propuesta cuando acudió a una de las asambleas del Patio Maravillas, centro social autogestionado de Madrid, donde se han estado reuniendo.

Los dos defienden la necesidad de que la sociedad civil tenga más presencia en la vida política y que los políticos no gobiernen con un "cheque en blanco". "Hablamos de democracia participativa en el terreno municipal, presupuestos participativos, referendos consultivos", enumera Gándara. "Queremos que los políticos sean gestores de las demandas de los ciudadanos", añade Aguirre. "No queremos quitar a los políticos, sino que bajen a la calle".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2011