Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HISTORIAS DE UN TÍO ALTO | BALONCESTO | NBA

¿Qué Gasol es mejor?

Hace unos días, mientras estábamos viendo a los Grizzlies de Memphis luchando por llegar hasta otro final de infarto en las semifinales de la Conferencia Oeste, un amigo preguntó: "¿A quién preferirías tener en tu equipo, a Marc Gasol o a Pau Gasol?".

La suya era una pregunta que los hermanos Gasol probablemente preferirían evitar, a menos que me haya perdido en las noticias una reyerta familiar entre los dos. Sin embargo, se trata de una pregunta que es razonable plantear porque Marc ha hecho que merezca la pena plantearla. En los tiempos en que yo (¡oh, no, ahora viene una referencia a sus días de jugador!) jugaba al baloncesto, me daba pavor cualquier enfrentamiento contra Marc, quien, por aquel entonces, estaba jugando en el ahora medio difunto Girona. Era la peor pesadilla para cualquier jugador rival: grande, fuerte y bueno. No me ha sorprendido su éxito en la NBA.

"Sería una suerte tener a los dos (pero probablemente me quedaría con Pau)"

Mi reacción es poco común. A la mayoría de la gente en Estados Unidos le sorprende tanto descubrir que hay dos Gasol en la NBA como averiguar que existe toda una Liga de baloncesto en España (no se pueden imaginar la cantidad de veces que he tenido que corregir a la gente cuando decía: "Entonces, ¿jugaste con España?". ¡No! Jugué en España).

No ayuda el hecho de que Marc Gasol jugara donde antes lo hizo Pau Gasol. No solo debido a la confusión del nombre, sino también debido a Memphis, que, aunque sea una tierra de estupendas barbacoas, no es una tierra de medios de comunicación. O, ya puestos, de tradición baloncestística.

Pero, con el juego de Marc en estas eliminatorias de la NBA, la gente está empezando a darse cuenta de la pregunta que he evitado empleando 200 palabras: ¿Qué Gasol es mejor?

Para responder, empecemos con algunas estadísticas. En 10 años como jugador de la NBA, Pau ha promediado 18,8 puntos y 9,1 rebotes con un 52% de acierto en los tiros de campo. En tres años, Marc ha promediado 12,6 puntos y 7,8 rebotes con un 55% de acierto en los tiros. Las estadísticas en los playoffs de ambos son parecidas a las de su temporada regular.

Si nos basamos en un análisis rudimentario de estas estadísticas rudimentarias, Pau es aproximadamente un 40% mejor que Marc. A Pau, sin embargo, le pagan (18 millones de dólares, 12, 7 millones de euros) como si fuera un 514% mejor que Marc (3,5 millones de dólares, 2,5 millones de euros). Normalmente, mi cerebro tipo Spock lo interpretaría como que, si le dieran a elegir, un sabio elegiría al Gasol ligeramente más guapo.

Sin embargo, hay que tener más cosas en cuenta. Solo los tipos como Nowitzki, Pierce y Bryant rivalizan con la consistencia de Pau en la última década. Además, es muy difícil anotar 19 puntos por partido (es bastante difícil anotar 12,6, pero la diferencia entre 19 y 12,6 es más significativa de lo que los números por sí solos dan fe). Asimismo, el Gasol que es como un pájaro se enfrenta todas las noches a dos contra uno, al examen de los medios de comunicación y a una presión general que Gasol el ligeramente menos hábil no puede ni imaginarse.

Y claro, es verdad que si le dieran algunos de los balones que le dan a Zach Randolph, los puntos de Marc por partido podrían aumentar. Y es difícil pasar por alto lo relativamente barato que sale Marc. Sin embargo, mi respuesta a mi amigo fue la única respuesta que podía dar un hombre: "Sería una suerte tener a los dos (pero probablemente me quedaría con Pau)".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de mayo de 2011