Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Dinero & inversiones | bolsa

El dilema griego pasa factura

El riesgo periférico lastra la Bolsa que pierde un 2,39% en la semana

"Los mercados siguen con un comportamiento totalmente descontrolado donde una misma noticia causa una sangría en las Bolsas un día mientras que la semana siguiente pasa totalmente desapercibida". La frase, de la analista de IG Markets Soledad Pellón, resume de forma gráfica el estado de nerviosismo de los inversores.

En este contexto, la Bolsa española, representada por el índice Ibex 35, cayó un 2,39% en la semana, retrocediendo a niveles de marzo pasado por debajo de los 10.400 enteros. "El riesgo periférico sigue siendo el principal foco de preocupación del mercado", explican los expertos de Banif. El debate en Europa continúa centrado en qué hacer con Grecia. Las noticias son contradictorias y van desde las afirmaciones que tratan de quitar hierro a las finanzas griegas hasta una reestructuración de la deuda o incluso una salida del euro. La incertidumbre es la mayor enemiga del dinero, miedoso por naturaleza por lo que cuanto más tarde se resuelva la incógnita de Grecia más tarde desaparecerá la volatilidad en el mercado.

De momento, la primera consecuencia de la nueva secuela de la crisis periférica ha sido una importante depreciación del euro. En tan solo dos semanas la divisa europea ha pasado de cambiarse a 1,48 dólares a hacerlo a 1,41 dólares. Si hay algún beneficiado de esta corrección del euro, ese es sin duda Alemania y su potente sector exportador.

El fortalecimiento del dólar ha servido al menos para enfriar la revalorización de las materias primas. El petróleo, por ejemplo, tras superar a finales de abril la barrera de los 125 dólares por barril, cotiza ahora en torno a los 112 dólares.

El miedo a que la debilidad de Atenas se contagie a otras economías volvía a poner presión sobre la prima de riesgo española. El diferencial entre lo que paga Alemania por su bono a diez años y el que se exige a España pasó esta semana de 207 puntos básicos a 218 puntos.

Aparte de la situación macroeconómica, en España los inversores siguieron de cerca el final de la campaña de resultados empresariales. Las cuentas del primer trimestre de las compañías integradas en el Ibex 35 experimentaron un estancamiento con un crecimiento de solo el 0,8% con respecto al mismo periodo de 2009. La debilidad del negocio en España, el aumento de los gastos y el impacto de los extraordinarios lastraron los resultados. La aportación del negocio exterior sigue sustentando los beneficios del Ibex, aunque los márgenes empiezan a resentirse.

A pesar de la corrección de las últimas semanas, la Bolsa española aún está en terreno positivo en 2011. Desde enero el Ibex sube un 5%. Los mejores valores del selectivo en el año son Sacyr Vallehermoso, Acciona, Grifols, Mapfre y Criteria. Los que más caen son Telecinco, Técnicas Reunidas, Amadeus y ArcelorMittal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 2011