Concluye la exhumación de la tercera fosa en Valencia sin los fusilados

Los cuerpos no estaban donde se pensaba, un "caso triste". El coordinador del Grupo por la Recuperación de la Memoria de la Fundación Societat i Progrés, Matías Alonso, informó ayer de que los trabajos de exhumación de la tercera fosa de represaliados del franquismo en Valencia ha concluido "sin éxito".

A diferencia de los dos casos anteriores, en Benagéber y Albalat, el grupo, que esta vez trabajaba en Torrent, no ha encontrado lo que buscaba. Alonso explicó que esperaban encontrar los restos de José Martínez Lluna, alcalde de Aldaia durante la Guerra Civil; Salvador Vilanova, teniente de alcalde, y Manuel Sanz, secretario de juzgado. Los tres fueron fusilados en el muro del cementerio de Torrent en mayo de 1939 y los familiares pensaban que sus cuerpos estarían en la fosa común. Pero no. Allí solo han hallado restos de otros cuerpos.

"Todo indica que están en el osario general del cementerio", reflexionaba ayer Alonso, "y ahí es imposible discriminar unos restos de otros. En la fosa aún se puede, pero en el osario no, los restos están machacados". Alonso agradeció la colaboración de la Diócesis de Valencia en este caso, "en contraste" con los casos de Benagéber y Albalat.

Dos omóplatos iguales

El caso de Manuel Sanz es quizá el más triste. Su sobrino, Vicente Sanz, explicó ayer que la familia pidió la exhumación del cadáver en 1955. Se hicieron con los restos y los enterraron en Aldaia, donde se quedaron hasta que pidieron al Grupo de Recuperación de la Memoria que los analizase. "Lo primero que vimos es que había dos omóplatos derechos", cuenta Alonso, "y luego ya supimos que hay restos de dos o tres personas", añade.

"Es una falta de respeto a los familiares y un ensañamiento", criticó Alonso. "Además, lo que ha ocurrido tiene que servir de aviso" pues quizá haya más personas "honrando unos restos que no eran de sus familiares".

Ahora empiezan otra vez de cero. En este caso tratarán de encontrar un nuevo hilo del que tirar y, mientras tanto, continuarán trazando el mapa de fosas de la Comunidad. "Nuestra intención es conseguir financiación del Ministerio de Presidencia para exhumar una fosa en Segorbe y otra en Paterna", explica Alonso. "Además, queremos iniciar el tratamiento arqueológico del muro de Paterna", añade. Allí hay más de 2.000 fusilados esperando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de mayo de 2011.