Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales

"Fui agente electoral del PP pagado por la Diputación de Ourense"

Un excontratado por Baltar asegura que recabó votos en Argentina en las pasadas municipales mientras cobraba una nómina del organismo provincial- Su pasaporte acredita que estaba en Argentina mientras cobraba de la Diputación

José Vázquez, empleado a dedo por Baltar en la Diputación durante cinco años, asegura que ejerció como "agente electoral para el PP" en Argentina durante los tres meses previos a las municipales de 2007. "Fui agente electoral del PP pagado por la Diputación de Ourense", afirma. Vázquez, ourensano emigrado a Buenos Aires con sus padres cuando apenas era un niño, recaló en Madrid en 2000. Estaba arruinado. Tras dos años de penurias se le "ocurrió" pedirle cita, para hacerse con un empleo, al presidente de la Diputación de Ourense, quien no se lo pensó. A los dos meses de formularle su petición, El Argentino, como lo llaman en el PP provincial, tenía un trabajo de legoeiro -vigilante de obras de infraestructuras- en la institución provincial.

José Vázquez sostiene que logró 152 sufragios para el alcalde de Melón

"Sigo militando en el PP pero les devuelvo el recibo todos los meses"

MÁS INFORMACIÓN

Era un contrato temporal y renovable, como el de cientos de ourensanos a quienes el barón del PP suele recompensar en la institución que preside su trabajo político, según se han hartado de denunciar los grupos de oposición, PSOE y BNG. Con Vázquez, Baltar hizo al revés. Primero lo contrató "altruístamente" -"por lo que le quedé muy agradecido"- y después le "reclamó el favor político".

En 2007, Alberto Pardellas, alcalde de Melón -condenado ahora a ocho años de inhabilitación por prevaricación- se entrevistó con él. "Me encomendó que me fuera a Buenos Aires a trabajar el voto de los emigrantes para su ayuntamiento y para los de Ribadavia, O Carballiño, Carballeda de Avia y Ourense", gobernados estos últimos por el PSOE o por bipartitos.

La reunión se celebró a comienzos de marzo de aquel año. Vázquez sostiene que acompañaban a Pardellas el exalcalde popular de Ribadavia José Luis Pérez Iglesias, el portavoz del PP en Carballeda de Avia, Lorenzo González, además del exconcejal ourensano, del círculo más intimo de José Manuel Baltar Blanco, Jorge Pumar. "Le dije a Pardellas que cómo iba a irme a Argentina y dejar el empleo. Solo me quedaban 15 días de vacaciones. Pero él me advirtió de que eso quedaba por su cuenta".

Inmediatamente Vázquez recibió "un llamada de Baltar". "Me dijo que hablara con el jefe de Personal de la Diputación, José Luis Suárez", hijo del alcalde baltarista de Monterrei, quien le dijo que "estaba todo en orden". Vázquez viajó entonces a Argentina, donde permaneció -según consta en su visado de entrada y salida de ese país- durante tres meses.Según el listado de nóminas que aporta, durante ese trimestre de trabajo como "agente electoral del PP" siguió cobrando el sueldo de la institución provincial por su empleo de legoeiro mientras acudía "puerta por puerta" a pedir el voto a los ourensanos afincados en Argentina, fundamentalmente en Buenos Aires: "Además el PP me ingresaba un extra y, cuando me fui de Ourense, me dieron dinero en mano para los gastos".

El exempleado de la Diputación explica cómo trabajó el voto "visitando casa por casa": "También hice algunas llamadas telefónicas desde la sede del PP en la calle San José". Asegura que aportó a la victoria de Pardellas en Melón 152 votos de Argentina. Para el PP de Bande, el concejal Enrique Badás -con residencia en Buenos Aires: no acude a las sesiones plenarias del municipio ourensano- aportó "sobre 400 votos".

Pardellas visitó a Vázquez en Buenos Aires. El entonces candidato a la alcaldía de Melón organizó en la capital argentina comidas multitudinarias con los emigrantes de su pueblo, a quienes entregaba un diploma de asistencia al evento con la leyenda "I Xuntaza de Melón en Argentina" y con los que se fotografiaba. "Las comidas las pagaba el PP; eso sí, no sé con qué dinero", reconoce el exempleado de la Diputación.

El agradecido baltarista que era José Vázquez se convirtió en un decepcionado con los métodos del presidente de la Diputación en cuanto, según asegura, este "rompió su promesa" de renovarle el contrato que le garantizara la jubilación. La ruptura se produjo en enero de 2010 cuando, en el congreso provincial, José Manuel Baltar Blanco, el hijo del presidente provincial saliente, venció al candidato arropado por Rajoy y Feijóo, el alcalde de Verín Juan Manuel Jiménez Morán.

En ese momento "Baltar prescindió de mis servicios y no me renovó el contrato", sostiene, dolido, El Argentino quien, tras agotar las percepciones de desempleo asegura que vive, sin ingresos, en una casa de Cáritas: "Sigo militando en el PP, pero me tomo el gusto de devolverles el recibo todos los meses".

José Vázquez salió de Ourense el 16 de marzo de 2007 rumbo a Argentina y regresó, "con la misión cumplida", el 24 de mayo. "Mi único trabajo allí era pedir el voto", sostiene. La vinculación del legoeiro con la cúpula del PP fue estrecha. No solo Baltar le ofreció empleo de inmediato, sino que Vázquez asegura que la pareja del actual presidente provincial, la exparlamentaria María José Caldelas, ya le había mostrado la confianza del partido y de los Baltar nombrándolo, apenas aterrizado en Ourense, "jefe de la carpa electoral del PP" de la calle Paseo en las autonómicas de 2005. Durante su trimestre en Argentina, Vázquez vivió la transformación de la histórica Casa de Hijos y Nietos de Bande en la Casa de Ourense en Buenos Aires, una especie de sede duplicada del PP.

"Baltar padre me había prometido que trabajaría para su hijo cinco años más [los necesarios para cobrar la jubilación] tras el congreso. Pero no cumplió y ahora no me llega para vivir porque no tengo los 15 años cotizados", afirma. Un portavoz de la Diputación de Ourense confirmó ayer que Vázquez ha trabajado de legoeiro en la institución, aunque afirmó que lo hizo hasta su jubilación. El representante del organismo que preside Baltar añade que no le consta ninguna "petición o autorización" a nombre de José Vázquez para que marchara durante tres meses a Argentina a trabajar el voto emigrante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de mayo de 2011