Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ciudadanos, lejos de la clase política

La agenda política de los partidos y de los medios la marca en las últimas semanas la lucha contra el terrorismo y los intentos de la izquierda abertzale para estar en las elecciones municipales y forales del 22 de mayo. Sin embargo, para los ciudadanos este asunto tiene cada vez menos interés y desaparece entre la lista de principales preocupaciones, a medida que se percibe el final de ETA.

Para los españoles, el terrorismo es el sexto problema, después del paro, la crisis, la clase política, la inmigración y la inseguridad ciudadana.

En contra del PSOE sigue estando también el dato de que los españoles no perciben el final de la crisis y siguen pensando que el paro es el principal problema de España.

La preocupación por el desempleo cumple ya cuatro meses por encima del 80%. Y el 78,4% califica la situación de la economía como mala o muy mala y es minoritario el porcentaje de españoles que ven cerca el final de la crisis.

La clase política sigue siendo el tercer problema, en paralelo con los datos que muestran un descenso de las expectativas de voto de los principales partidos. También en proporción al descenso en la valoración de los líderes políticos, casi sin excepción. Nunca habían coincidido en valoraciones tan negativas un presidente del Gobierno y un líder de la oposición, y ningún dirigente político alcanza el aprobado.

Zapatero y Rajoy empatan en desconfianza, ya que al 80,9% le generan "poca" o "ninguna" confianza tanto el jefe del Ejecutivo como el líder del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de abril de 2011