Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPyD retira su lista en Soria al violar la Ley Electoral "por un error tonto"

Tres de sus candidatos autonómicos concurrían también en Burgos y Segovia

"Un error tonto" impedirá a UPyD concurrir a las elecciones autonómicas de mayo en todas las circunscripciones provinciales en lid, tal y como era su deseo. Ayer retiró la candidatura de Soria porque tres de sus miembros aparecían también en otras listas regionales de la formación (en Burgos y Segovia). Lo achaca a una equivocación sin repercusiones. No esperaban obtener réditos en esa provincia, la más adversa para ellos de toda la comunidad (quizá de todo el país), donde en las elecciones generales de 2008 sumaron el 2% de los votos.

En puridad no se cometió únicamente un error. El responsable de Organización de UPyD, Juan Luis Fabo, lo explica: las listas se elaboran de forma centralizada, con la red de seguridad de un programa informático, pero un cambio de última hora en Soria obligó a introducir los nombres casi sobre la bocina. Así, el ordenador no pudo chequearlos para asegurarse de que cumplían uno de los principios básicos de la Ley Electoral: "Ningún candidato puede presentarse en más de una circunscripción, ni formar parte de más de una candidatura".

La lista de UPyD tenía cinco titulares y tres suplentes. El cuarto era Pablo Sánchez, a su vez sexto en Segovia. La primera suplente, María de las Nieves Muñoz, es cuarta en Segovia. El segundo suplente, Agustín Delgado, es noveno en Burgos. Nadie se dio cuenta del error. UPyD presentó las listas. Se publicaron en los boletines provincial y autonómico. Nadie se dio cuenta del error.

Las Juntas Electorales provinciales y autonómicas tenían dos días para asegurarse de que las candidaturas cumplían la ley. No se dieron cuenta del error. Y en UPyD nadie se preocupó tampoco de comprobar que todo iba bien, confiados quizá ante el silencio administrativo, explica Fabo. Expiraron los tiempos, las listas volvieron a publicarse, ya en firme, y fue entonces cuando una denuncia anónima alertó a los responsables electorales. Fuera de plazo, la formación intentó pero no pudo subsanar la irregularidad. La Junta Electoral de Castilla y León decidió que solo cabía una vía legal: un recurso contencioso-administrativo. Una vía estrecha: UPyD tenía complicado, según sus abogados, recurrirse a sí mismos. El plazo para que otro lo hiciera expiraba hoy, pero la formación calibró que los ciudadanos podían interpretar el proceloso trámite judicial como un intento de "hacer trampa", y optó por la solución "más sencilla y menos dañina". Retirar la lista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 2011