Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:IN MEMÓRIAM

Creador de bravura

El ganadero sevillano falleció ayer en un accidente de tráfico

Hoy la definición que su padre, el mítico Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, expresó sobre la bravura "la capacidad de luchar hasta la muerte", se ha hecho realidad en su hijo. Juan Pedro Domecq (Sevilla, 1942) ha sido siempre un luchador por sus ideas, por sus proyectos y por sus sueños. Y sobre todo, un apasionado del toro y del caballo.

Ayer, una tarascada en la carretera, a la vuelta de una corrida de toros en Zaragoza, nos ha dejado a todo el mundo del toro consternado, a la entrada de una Semana Santa empañada por la triste noticia de su pérdida.

Juan Pedro Domecq en el mundo del toro, más que un ganadero, ha sido un "creador de bravura", capaz de criar un toro que permita la mayor gloria para un torero y también para un ganadero. Su ideal del toro artista, no era otro, que el de toro bravo, noble, con una entrega y con calidad hasta el final.

Escribió obras imprescindibles sobre la tauromaquia

Impulsó numerosas investigaciones relacionadas con el toro de lidia

Un ganadero con personalidad propia y que siempre supo defender con vehemencia los proyectos que emprendía. Una persona con una gran capacidad de esfuerzo y con una inteligente y admirable visión empresarial. Además, Juan Pedro destaca por su brillante capacidad de investigación, hasta el punto de llegar a un convenio con la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid para desarrollar un programa informático propio, que fusiona las necesidades del presente con las del futuro.

Su ansia por transmitir y compartir su conocimiento le llevó en varias ocasiones a emprender la aventura de escribir varias obras imprescindibles en la biblioteca taurina, como Del toreo a la bravura, la última que publicó.

Durante los diez años que ocupó la Presidencia de la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), desde 1984 hasta 1994, Juan Pedro se volcó de lleno en dotar a la entidad de modernidad y el primer paso fue el acuerdo con el Ministerio de Cultura para que la UCTL consiguiese llevar el Libro genealógico de la raza bovina de lidia. También modernizó la gestión empresarial y profesional de la UCTL y redefinió el papel de su Secretaría General.

Asimismo, sus inquietudes investigadoras le impulsaron a establecer relaciones con diversas instituciones académicas con objeto de llevar a cabo estudios relacionados con aspectos del toro de lidia, como su genética, selección, alimentación, etcétera.

Hombre preocupado por el futuro de la fiesta, en los últimos meses, Juan Pedro Domecq ha apostado por la federación Mesa del Toro como organismo capaz de aunar los intereses y las necesidades de la tauromaquia desde la implicación de todos los profesionales. Pese a que me insistía en que estaba retirado, me llamaba constantemente para interesarse por la evolución de las acciones políticas y profesionales emprendidas por la federación.

Y además, consciente de la necesidad de la comunicación en el mundo del toro, Juan Pedro aportó a la comunicación taurina un portal especializado y apostando por las nuevas tecnologías.

Probablemente tardaremos varios años en asimilar el caudal de inquietudes e innovaciones que Juan Pedro nos ha aportado.

Carlos Núñez Dujat des Allymes es presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia y de la Mesa del Toro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 2011