Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Airto Moreira despliega su leyenda en Vigo

Se le nota que está delicado de salud por la lentitud de sus movimientos y el gesto cansado cuando habla, pero sobre el escenario y pegado a sus instrumentos, Airto Moreira (Itaiópolis, 1941) vuelve a convocar a Miles Davis, a la banda Return to Forever, a Chick Corea, la espiritualidad heredada de sus ancestros y la caja de ritmos de ese continente musical que es su país, Brasil, y que lleva décadas investigando.La persona a quien la historia de la música popular señala como responsable de hacer imprescindibles las percusiones afrolatinas en el mundo del jazz sigue preparando cada concierto concienzudamente. Para su actuación en Vigo, el pasado miércoles, dentro del XVI Ciclo de Jazz de la Fundación Barrié y única cita en España, llevaba una semana en Lisboa, ensayando con los hermanos portugueses Bernardo y João Moreira, contrabajista y trompeta respectivamente, y el pianista carioca Luiz Avellar.

El cuarteto jugó sobre seguro ofreciendo al auditorio que abarrotó el Teatro Salesianos un poco de todo, que, repasando la trayectoria de Airto Moreira, es nada menos que un generoso pedazo del planisferio del jazz desde finales de los años sesenta. Momentos tuvo el percusionista, que aún recuerda con cariño su primer grupo, cuando contaba 15 años, para abrir la espita y lanzarse en solitario a conectar con esa "energía universal, más allá de la música" que siempre parece anhelar y que encuentra, de modo natural, en el directo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2011