Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Me tienes que hacer gratis todas las cosas esas de la campaña"

El juez acusa al alcalde de Cee de lucrarse con sobornos y defraudar dinero público

Ramón Vigo, alcalde de Cee y en libertad provisional, acusado de seis delitos, entre ellos cohecho, malversación y fraude, llama en agosto de 2010 a su cuñado, arquitecto de profesión, para encargarle el proyecto de la sede que albergará en Cee el Centro do Coñecemento. Es una importante obra, con un presupuesto total de 1,2 millones de euros, pagada con fondos públicos para la Asociación Neira, una entidad supramunicipal que agrupa a 17 ayuntamientos de la Costa da Morte y presidida por Vigo. Tras anticipar a su familiar incluso el nombre del constructor que hará la obra, Germán Mouzo, de Muxía, el regidor y líder del partido Independientes por Cee apunta: "Después me tienes que hacer gratis todas las cosas esas de la campaña, ya lo sabes". "Claro, ya, claro, claro", contesta su interlocutor.

La policía dice que la opacidad del Ayuntamiento facilita la corrupción

Los constructores pagaban mordidas del 5% al regidor y financiaban fiestas

Los investigadores policiales de la Operación Orquesta, la trama de corrupción en la que están implicados, además de Vigo, los alcaldes populares de Fisterra y Mazaricos, sus concejales de Obras y funcionarios de estos tres ayuntamientos, destacan en varios de sus informes la imposibilidad, por importante, de "cifrar la cantidad defraudada" por el regidor de Cee. "Precisamente debido a la opacidad y falta de control de las cuentas públicas de este Ayuntamiento y de sus fondos", subraya el juez en su auto del 31 de enero, a Ramón Vigo le resultaba fácil lucrarse y "obtener sus respectivos beneficios económicos". En muchas de las escuchas policiales, el regidor habla sin tapujos de tener en el ayuntamiento una contabilidad A y otra en B. "¿Que me corresponde?", pregunta al constructor Daniel Ogando, también imputado en la trama, tras anunciarle que le da, previo amaño de la adjudicación, una obra.

Según las pruebas recogidas en el sumario, al alcalde de Cee se le acusa de no sólo de acceder de forma fraudulenta a subvenciones con facturas falsas, sino de amañar procesos para adjudicar las obras a empresarios a cambio de cobrarles sobornos en metálico "y aparte", subraya la instrucción judicial, exigirles favores como que sufraguen parte de los gastos de las fiestas, de las que se encarga personalmente el alcalde. A Ogando, Ramón Vigo le cobra de comisiones "el 5% del importe de la obra adjudicada de forma fraudulenta", reseña el juez, y otro tanto para contribuir a las fiestas, sean con mobiliario o pagando un concierto.

El constructor, tras una importante adjudicación, previamente amañada, en la obra de la Casa da Cultura por importe superior a 300.000 euros, entregó en agosto al alcalde de Cee, en el despacho de este, 29.000 euros en metálico. Ogando reconoció este pago ante el juez, además de gastos diversos en las fiestas de A Xunqueira. Estos festejos, cada mes de agosto, parecen una mina de dinero para Vigo, quien exigió encargarse personalmente de su organización tanto cuando fue socio de gobierno del PP como en este mandato en el que estuvo, hasta el pasado 4 de abril, en coalición con los socialistas. No hay rastro de justificantes, salvo de los 42.000 euros que aporta el ayuntamiento, de esas fiestas, que cuestan unos 150.000 euros.

"Mira, tú, ¿La caja fuerte la tienes abierta? Es que tengo un montón de dinero", le dice Ramón Vigo, a pocos días de comenzar las fiestas, a su secretaria personal, Pilar Iglesias Lema. Ésta última, compañera sentimental del alcalde, declaró ayer ante el juez acusada de malversación de fondos públicos. "No sólo es conocedora de la actividad presuntamente ilícita del alcalde sino que colabora en su ejecución", afirma el magistrado en su auto de imputación.

Y es que el regidor de Cee se vale, según la investigación judicial, de colaboradores para sus actividades: Hay "una comunidad de intereses" del que todos sacan beneficios entre Vigo, el agente artístico Jorge López Lago y los constructores Ogando, padre e hijo. Todos ellos están en libertad provisional. Al trío, se le suma su secretaria y el arquitecto de la Casa da Cultura, José Carlos Leis Caruncho, quien también declaró ayer ante el juez como imputado, además de otras cinco personas, entre ellos funcionarios de Cee.

Su alcalde también parece extender sus manejos a Neria, que gestiona cuantiosos fondos públicos. Aparece en varias conversaciones sobre ese Centro do Coñecemento que, pagado con fondos del Ministerio de Industria, se abrirá en junio. La entidad supramunicipal presidida por Vigo tiene al alcalde de Camariñas, el socialista Manuel Valeriano Alonso, de vicepresidente y como tesorero al edil de Fisterra Xan García, de Terra Galega. Los que no aparecen implicados, de momento, son los ediles socialistas que gobernaron con Vigo desde 2007. Está citado en varias conversaciones el que fue hasta febrero concejal de Urbanismo, Manuel Lamela, aunque casi siempre es nombrado por los imputados cómo alguien a quien esconder sus manejos.

Intervenidos dos correos a Mato

La conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, asegura "no recordar nada" sobre si intercedió, a petición del alcalde de Fisterra, José Manuel Traba, del PP, para que se llevase a principios de noviembre de 2010 un puesto de trabajo en el geriátrico de Vimianzo la novia del constructor Daniel Ogando. En libertad provisional acusado de cohecho y tráfico de influencias, al igual que el regidor, Ogando es el empresario que más contrataciones públicas obtiene del Ayuntamiento de Fisterra y tiene con sus responsables políticos una "auténtica cadena de favores", según el sumario de la Operación Orquesta. Mato dice que no sabe ni recuerda. Sin embargo, recibió el 29 de septiembre y el 5 de octubre dos correos electrónicos que le envió el alcalde.

Ambas comunicaciones fueron intervenidas por la policía nacional e incorporadas al sumario de la Operación Orquesta cuando registró el despacho del alcalde, el pasado 31 de enero, y procedió a detener tanto a Traba como a sus dos tenientes de alcaldes responsables de Obras. En las conversaciones telefónicas interceptadas en el marco de esta investigación contra la corrupción, hay varias llamadas y sms entre el alcalde, el edil Santiago Insúa Esmorís, el constructor e incluso un tío de su novia, Isabel Martínez, en la que se menciona o se piden gestiones ante la conselleira Beatriz Mato para que la joven sea contratada en el geriátrico.

El alcalde, el 30 de octubre, aseguró al tío de Isabel que "en su momento" ya le había "mandado a Bea el currículo" de la mujer. "Pero bueno, puedo darle otro toque, para que no se olvide. De todos modos voy a darle un toque igual", prometió Traba. Una semana después, la joven fue contratada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2011

Más información