Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo respalda a los imputados del 'caso Orquesta'

El líder del PP descarta "prejuicios y precipitaciones" con sus alcaldes

A poco más de un mes de las elecciones, Feijóo pide justo lo que no tiene antes de tomar una decisión sobre los alcaldes del PP imputados en la Operación Orquesta: tiempo. "Tenemos que conocer ese sumario y conocerlo todo, absolutamente todo", contestó ayer el presidente de la Xunta y del PP, a la pregunta de si es partidario de que los regidores de Fisterra y Mazaricos, imputados por el juez, vuelvan a ser candidatos. El "todo" al que se refería son regidores de otros partidos que Feijóo considera "señalados" en el sumario, ya que aparecen citados en conversaciones intervenidas por la policía, pero sobre los que el juez no ha encontrado indicios para imputarlos.

El presidente gallego no descartó actuar contra sus dos alcaldes, pero las imputaciones judiciales -prevaricación, cohecho y tráfico de influencias- no le parecen material suficiente para que el PP los aparte ya de las candidaturas. Para explicarlo, apeló Feijóo a la necesidad de actuar de forma "contundente y consecuente", lo que en su opinión "está reñido con cualquier prejuicio o precipitación". De alguna manera, la decisión que tome el Partido Popular estará vinculada a lo que Feijóo espera que ocurra con otros cargos públicos, a pesar de que los dos alcaldes del PP y el de Cee, independiente, son los únicos regidores imputados por el juez. "Vamos a conocer la investigación sin límites, a cuántos alcaldes afecta, qué se les imputa, cuál es la graduación de las imputaciones y conocer con amplitud todo el sumario", añadió.

El presidente deja en manos del grupo popular la comisión de la 'trama agraria'

Pide explicaciones al PP de A Coruña por el intento de soborno en Arzúa

Preguntado sobre si lo conocido -las imputaciones y la totalidad del sumario- no es suficiente, Feijóo respondió: "No sé exactamente qué es lo que se conoce, porque el sumario, que nosotros sepamos, no lo conocen las partes ni sus abogados en su totalidad". El presidente añadió que, "por lo leído en los medios de comunicación", resulta "muy sorprendente" que solo estén imputados los alcaldes de Cee, Fisterra y Mazaricos.

Algo más contundente se mostró respecto a la posibilidad de investigar la implicación de funcionarios y cargos públicos de la Xunta en la presunta tramitación irregular de subvenciones, que también aparecen en los autos judiciales. Será, eso sí, cuando el Gobierno gallego tenga "ese sumario por capítulos" de la Operación Orquesta. En ese momento, y no antes, "será investigado en el ámbito de la Administración autonómica y será clarificado".

"Espero que nadie lo considere un abuso de poder", ironizó, en alusión a las acusaciones de la oposición sobre la investigación de la Xunta a Unións Agrarias, por la que el juez imputa a dos directores generales del Gobierno gallego por presunta desviación de poder. A diferencia de la demora de la investigación sobre el caso Orquesta, la Xunta tardó solo una semana en irrumpir en las sedes de las asociaciones vinculadas a Unións Agrarias desde que el PP denunció en una rueda de prensa las presuntas irregularidades.

Lo que no parece tan claro es que el PP vaya a impulsar en el Parlamento la comisión de investigación sobre lo que denomina "trama agraria", esto es, el supuesto desvío al PSdeG de fondos a través de subvenciones a asociaciones afines a Unións Agrarias. Tras el ofrecimiento de retirar la solicitud de investigación si los socialistas no insisten en su denuncia de "abuso de poder" de la Xunta, un trato ya rechazado por el PSdeG, Feijóo dejó en manos de "la autonomía" del grupo parlamentario el impulsar o no la comisión.

El presidente fue preguntado en tres ocasiones sobre sus intenciones de abrir la comisión, ya solicitada formalmente por el PP en el Parlamento. Prefirió criticar la actitud del PSdeG el miércoles en la Cámara. "No sé si le molesta que se investigue o por qué teme que un Gobierno ejerza sus funciones", afirmó, en referencia a la investigación de la Xunta, que consideró "un cumplimiento estricto de las normas", y no un "abuso de poder". No fue hasta la tercera pregunta cuando aclaró que la decisión queda en manos del grupo popular, que él preside.

Sobre Baltar: "Cada uno responde de lo que hace"

Alberto Núñez Feijóo arrojó ayer la toalla sobre la posibilidad de echarle el lazo a la política de personal del presidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar. Preguntado por los últimos casos de enchufismo en la institución provincial, el titular de la Xunta decidió desentenderse. "Cada cual es responsable de lo que haga", respondió.

La frase vino precedida de un alegato en defensa de las competencias que le corresponden a cada Administración. La Xunta "ejecutará" las que le son propias en cuestiones que afecten a la Administración local, pero no consideró que competan a su Gobierno las de "personal y contratación" de ayuntamientos y diputaciones.

"Lo que hace el Gobierno gallego será el Gobierno gallego el que deba responder en todos los ámbitos, y cada administración pública deberá ser responsable de lo que hace en materia de personal y contratación", manifestó. Los periodistas insistieron. ¿Cree entonces que no hay mecanismos para controlar la situación? Feijóo no se salió del carril. "Cada uno es responsable de lo que hace, y la Xunta es responsable de lo que hace, de lo cual yo doy cuenta diariamente, y al resto de administraciones públicas le toca dar cuenta a sus órganos de gobierno".

Pese a esta declaración, la Consellería de Presidencia explicó ayer que dentro de los 147 requerimientos enviados a las administraciones locales contra las bases de oposiciones, 14 corresponden a las diputaciones provinciales. La intervención de la Xunta se limita a la fase previa, ya que que los representantes del Gobierno gallego no participan en los tribunales de las instituciones provinciales. Entre la última remesa de aprobados por al Diputación de Ourense no figura el hijo del número 13 de la lista del PP en el Ayuntamiento de Ourense, Aurelio Gómez, en contra de lo que publicó este periódico. El resto de los citados en la misma noticia sí aprobaron.

Feijóo, por otra parte, pidió una aclaración al PP de A Coruña sobre el intento de soborno del candidato popular al alcalde de Arzúa, aunque advirtió que no lo considera probado. El caso le pareció "suficientemente grave" para que la dirección provincial del partido "lo analice en profundidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2011

Más información