Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abre por sorpresa la cascada de Ézaro

Tras 10 años de horarios estipulados, en los que la cascada de Ézaro, en Dumbría (A Coruña), se podía ver caer sobre el mar solo algunos días, el salto abrió el pasado martes por sorpresa. La empresa Ferroatlántica, que controla la cascada con un embalse en el Xallas, permitía el espectáculo los sábados y domingos durante el verano y los festivos de Semana Santa avalada por un permiso ambiental irregular que concedió la Xunta de Fraga. Medio Ambiente revisa ahora la autorización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de abril de 2011