Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Participación delictiva" de un arquitecto de Cee

Los chanchullos ilegales en el Ayuntamiento de Cee se centran en los cuantiosos contratos públicos para acabar la Casa da Cultura. Es una gran obra iniciada hace ya 12 años y cuyo presupuesto se disparó a tres millones de euros. El alcalde de esta localidad, Ramon Vigo, se las ingenió para conseguir que el constructor de Muxía Daniel Ogando se llevase en el último año la adjudicación de las obras más cuantiosas en ese edificio. Del abultado sumario de la Operación Orquesta se desprenden incluso manejos para beneficiar a Ogando en la apertura de plicas frente a ofertas de otros empresarios.

Uno de los principales implicados en esta trama es el arquitecto de la Casa da Cultura, José Carlos Leis Caruncho. "Su connivencia y participación delictiva ha quedado de sobra probada" dice el juez instructor de este sumario en un auto de junio del año 2010 en el que autoriza a la Policía a intervenir los teléfonos de este profesional, designado por el alcalde de Cee director de la ejecución de la obra de la Casa da Cultura.

Leis Caruncho, que es el arquitecto municipal del Ayuntamiento de Carnota, fracciona obras con el alcalde de Cee para que sean de adjudicación directa y así no tener que convocar concursos públicos, y negocia con Daniel Ogando directamente.

El arquitecto "no es más que la correa de transmisión de las ordenes del alcalde de Cee", destaca el juez, "y lejos de actuar con la objetividad, imparcialidad y autonomía propias de un buen profesional, acata servilmente las órdenes del alcalde en orden a quien han de adjudicarse las obras".

Ofertas a medida

Leis Caruncho, que tras declarar como imputado ante la Policía Nacional hace 15 días pasará a disposición judicial esta semana, preparó la documentación "y exigencias técnicas necesarias para beneficiar la oferta del señor Ogando, de qué criterios de ponderación serían más importantes para que su oferta se ajustase a tales exigencias".

"Es más", continúa el juez instructor, "incluso antes de haber sido adjudicadas definitivamente a Ogando ciertas obras municipales, Leis Caruncho se pone en contacto con él para tratar detalles de la ejecución de las mismas". Uno de los beneficios personales que habría obtenido este arquitecto es conseguir que el constructor de Muxía "subcontrate a su esposa, Begoña", cuya profesión es diseñadora de interiores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de abril de 2011