Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clamor contra la nuclear de Cofrentes

El desastre de las centrales nucleares en Japón tras el reciente terremoto y el tsunami estuvo ayer muy presente en la manifestación organizada en Valencia, convocada por la plataforma Tanquem Cofrents y que contó con una nutrida participación (10.000 personas, según los organizadores). Bajo el lema Viure bé sense nuclears (Vivir bien sin nucleares), los manifestantes manifestaron su rechazo a la prórroga de la licencia de actividad de la central del Valle de Ayora, así como la oposición a la candidatura de Zarra a albergar el Almacén Temporal de Residuos (ATC) nucleares. La marcha, que partió de la plaza de San Agustín y terminó ante la Delegación del Gobierno, en la calle de Colón, estaba encabezada precisamente por vecinos de las localidades de Ayora y de Zarra contrarios a la instalación del ATC.

El desastre de las centrales de Japón estuvo presente en la manifestación

Uno de los portavoces de la plataforma, Natxo Serra, señaló que en los últimos años la central nuclear de Cofrentes ha tenido "103 incidentes de seguridad, 25 paradas no programadas y seis prealertas de emergencia" y que su reactor de agua por ebullición es "el mismo modelo" que el de la accidentada central nuclear de Fukushima, que ha evidenciado "todas las mentiras" que había en torno a la energía nuclear. Así, tras afirmar que "no nos fiamos del Consejo de Seguridad Nuclear", reclamó que la seguridad de la central de Cofrentes sea auditada de forma independiente, por un organismo externo "y no un organismo que está tan ligado al lobby nuclear", según dijo.

Ante la Delegación del Gobierno donde se leyó un comunicado en que el que la plataforma mantiene que "la energía nuclear es incompatible con la seguridad humana, es extremadamente peligrosa, sucia, cara, no sirve para evitar el cambio climático y solo para que unos cuantos se enriquezcan".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de abril de 2011