Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía halla un bazuca en la casa de un vecino de Ferrol

Guardaba en casa un bazuca del Ejército, material para fijar explosivos y una pistola ilegal. El grupo antidroga de la Policía Nacional de Ferrol-Narón detuvo ayer a un hombre que escondía en su casa un peculiar arsenal que incluía un lanzacohetes portátil de infantería, clasificada como arma de guerra.

El arrestado, que presuntamente se dedicaba a traficar con drogas a pequeña escala, fue detenido ayer en la ciudad naval. En su vivienda escondía un arma sin licencia, una pistola Walther muy antigua pero bien conservada, que guardaba junto a varios cartuchos de munición. La policía investigará la posible conexión de esta pistola con algún antiguo delito o crimen.

Durante la mañana, los agentes registraron dos domicilios del barrio ferrolano del Inferniño, en las calles Fajardo y Castillo de Andrade, y se incautaron de dos kilos de hachís y medio kilo de marihuana, además de cinco balanzas de precisión y otros útiles para la venta de droga.

El detenido compartía su piso con tres bull terrier, una de las ocho razas de perro catalogadas como peligrosas en España, y que carecían de cualquier microchip o licencia. El arrestado ya había estado relacionado antes con la Operación Ítaca, que con 13 personas arrestadas demanteló una trama dedicada al tráfico de hachís entre Cádiz a Galicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de abril de 2011