Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición insiste en pedir el adelanto de las elecciones

La oposición aprovechó ayer la campanada que dio el histórico socialista Luis Pizarro -al dejar de manera fulminante su cargo en la Consejería de Gobernación y Justicia- para pedir una vez más al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que convoque elecciones anticipadas y no espere al final de la legislatura, en marzo de 2012.

El líder andaluz del PP, Javier Arenas, dijo en Avilés (donde asistía a un acto electoral), que el problema "no es un consejero, es un Gobierno en descomposición" y un presidente que "no ha pasado por las urnas" y es "incapaz de resolver los problemas". Tras recordar que "hace unos meses dimitió el número dos del PSOE", dijo que el Gobierno de Griñán está "profundamente agotado, en descomposición". Y lo que, en su opinión es más grave, un PSOE en "Andalucía y en España dedicado a sus discusiones internas", mientras los ciudadanos "esperan un Gobierno que resuelva la crisis".

"Andalucía necesita un Gobierno nuevo, un Gobierno sólido para que de verdad nos ocupemos del un millón doscientos mil parados", señaló Arenas, quien añadió que siente mucho que su tierra "esté gobernada por los sinónimos de fracaso, agotamiento y falta de liderazgo".

El izquierdista Diego Valderas interpretó la dimisión de Pizarro como una muestra de la "incapacidad y falta de solvencia del Gobierno andaluz para dar respuesta a los problemas" de esta tierra porque está más dedicado a los asuntos internos del PSOE. "Tenemos hoy un Gobierno atenazado, fuera de juego, encerrado en sí mismo, y volcado en las luchas internas y en dimisiones", dijo, y reiteró: "El clima está viciado, es el momento de convocar elecciones anticipadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de abril de 2011