Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Portugal admite un déficit superior en más de 3.000 millones al esperado

Hoy habrá subasta extraordinaria de deuda ante los próximos vencimientos

Llueve sobre mojado en Portugal. A las dificultades para hacer frente a los vencimientos de la voluminosa deuda pública hay que añadir la pésima noticia, confirmada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), de que el déficit de 2010 fue del 8,6% del PIB y no del 7,3% anunciado por el Gobierno a la Comisión Europea y a los mercados de deuda. El Ejecutivo había alimentado la expectativa de cerrar 2010 con un déficit del 6,8% del PIB. Una pésima noticia en plena crisis política y que coincide con el anuncio por parte del presidente, Aníbal Cavaco Silva, de la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones anticipadas.

El error de cálculo de 3.043 millones de euros (1,8% del PIB) se debe, según los datos difundidos por el INE portugués, a que no se había contabilizado el coste de dos escándalos en el sector financiero. Concretamente, 1.800 millones del agujero del nacionalizado Banco Portugués de Negócios (BPN) y 450 millones correspondientes a ejecución de garantías del Banco Privado Portugués (BPP), que fue intervenido por el Estado. A estas cantidades hay que añadir 790 millones de gastos de empresas públicas de transportes, como la Red Ferroviaria Nacional (Refer) y el Metro de Lisboa y de Oporto.

Cavaco anuncia la disolución del Parlamento y convoca elecciones

El pasado 23 de marzo, día del rechazo parlamentario de las nuevas medidas de ajuste, que provocó la dimisión del primer ministro, José Sócrates, la oficina estadística de la Unión Europea (Eurostat) filtró que sus cálculos del déficit público portugués de 2010 no coincidían con los que manejaba el Gobierno. Técnicos de Eurostat estuvieron revisando las cuentas públicas en Lisboa el 17 y 18 de enero pasado.

El ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, justificó los nuevos datos "por alteraciones metodológicas" y se apresuró a rechazar cualquier impacto del nuevo déficit de 2010 en el de este año. "Los resultados de 2011 no están de ninguna forma en peligro", aseguró el ministro, aparentemente confiado de que Portugal cumplirá la promesa de cerrar el año con un déficit del 4,6% del PIB.

En plena escalada de los tipos de interés de los bonos lusos, la agencia que gestiona el crédito público portugués anunció ayer de forma inesperada una subasta extraordinaria para hoy de Obligaciones del Tesoro a un año, correspondiente a una línea de crédito que vence en junio de 2012. El Estado pretende obtener unos 1.500 millones de euros.

Fuentes próximas a operadores de mercado aseguran que la subasta tiene garantizada la demanda, y que el tipo de interés será inferior al 6,36% que prevalece en el mercado secundario, según indicó la agencia Bloomberg. Poco antes, el Gobierno había anunciado otra emisión de títulos del Tesoro para el miércoles próximo, con la que confía recaudar hasta 1.000 millones de euros. Las obligaciones a cinco años batieron un nuevo récord, por encima del 9,5%, mientras que los títulos a 10 años llegaron a cotizarse al 8,33%. El interés de los títulos a dos años, que se encaramó hasta al 8,61%, supera el de la deuda a 10 años.

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, anunció anoche en un mensaje a la nación la aceptación de la dimisión del primer ministro, la disolución de la Asamblea de la República y la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas para el próximo 5 de junio.

El jefe del Estado pidió un compromiso entre los partidos políticos para un lograr un Gobierno con mayoría parlamentaria, y abogó por un "consenso político y social alargado". La debilidad del Gobierno socialista de Sócrates, sin mayoría parlamentaria en su segundo mandato, fue un elemento decisivo en su caída. "Las elecciones", añadió Cavaco, "deben crear condiciones para la negociación y el compromiso entre las diversas fuerzas políticas". "Éste es uno de los momentos más críticos de la vida nacional desde que fue instalado nuestro régimen democrático", añadió el presidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2011

Fe de errores
La persona que aparece con Sócrates y Cavaco Silva en la foto de la página 26 de ayer es Jaime Gama, presidente de la Asamblea, y no el ministro Texeira dos Santos.