La juez estudia el martes el parón liguero

La LFP explicará en el tribunal por qué no quiere jugar el 3 de abril

La juez Purificación Pujol, del juzgado de primera instancia número 63 de Madrid, escuchará el martes los argumentos de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para no disputar la jornada del 3 de abril (30ª de Primera División y 32ª de Segunda), medida aprobada el 11 de febrero por su Asamblea con un doble objetivo: que el Gobierno suprima la obligatoriedad de televisar un partido en abierto cada jornada y que conceda al fútbol un mayor porcentaje en el reparto de los beneficios de las apuestas. La magistrada decidirá entonces sobre la petición de los seis clubes que sí quieren jugar en esa fecha (Sevilla, Villarreal, Athletic, Real Sociedad, Espanyol y Zaragoza) y que el miércoles presentaron una demanda pidiendo medidas cautelares que les permitan competir.

En su auto, la juez, que quizás no decida hasta el miércoles, opta por "no adoptar las medidas cautelares solicitadas sin escuchar antes a la parte demandada en una vista". El parón anunciado supondría que el final de la Liga se retrasase tres semanas, hasta el 12 de junio. El debate llegó ayer hasta el Consejo de Ministros. "No son formas", dijo Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero y ministro de Interior, que abogó por el diálogo entre el Gobierno y los clubes, pero "no con esta presión" por parte de estos.

En la demanda, los seis clubes solicitan la adopción "de determinadas medidas cautelares tendentes a la disputa de dicha jornada en la fecha prevista en el actual calendario, el 3 de abril, o al menos, de los partidos de los seis clubes demandantes": Sevilla-Zaragoza, Villarreal-Barcelona, Almería-Athletic de Bilbao, Real Sociedad-Hércules y Espanyol-Racing. El Málaga, que en un principio iba a apoyar la medida, cimentando así la unión de los siete clubes, que también se oponen al modelo mayoritario de reparto del dinero logrado por la venta de los derechos televisivos, no se decidió finalmente, según los clubes demandantes.

Esos seis clubes también remitieron escritos a la LFP y a la Federación en los que les instaban a asignar los horarios correspondientes a dicha jornada y a designar árbitros. La Federación anunció los colegiados que arbitrarían cada partido el jueves, pero la LFP no facilitó los horarios.

30ª jornada: Sevilla-Zaragoza, Getafe-Valencia, Villarreal-Barcelona, Almería-Athletic, Real Madrid-Sporting, Osasuna-Atlético, Real Sociedad-Hércules, Espanyol-Racing, Levante-Málaga y Deportivo-Mallorca.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción