Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:DEJAN BODIROGA | Tres veces campeón de Europa | BALONCESTO | Mañana comienzan los cuartos de la Euroliga

"Ahora se mira el resultado y lo paga el talento"

Dejan Bodiroga es un ídolo del baloncesto en media Europa: en Serbia, en Grecia, en Italia, en España... Allá donde fue ganó y dejó su sello en la cancha y fuera de ella. Tras retirarse, ejerció dos años como director técnico del Virtus Roma. Ahora, con 38 recién cumplidos, vive en Belgrado. Hace unas semanas fue elegido el mejor jugador de la última década por la Euroliga. Antiguo integrante del Real Madrid, el Panathinaikos y el Barcelona -tres de los ocho equipos que desde mañana disputan los cuartos de la Euroliga-, ha sido tres veces campeón de Europa, además de ganar dos Mundiales y tres Europeos con Serbia.

Pregunta. ¿A qué se dedica?

Respuesta. Después de mi experiencia en Roma, de haber estado 20 años por todas partes, decidí regresar a mi casa, en Belgrado, para atender mis negocios y dedicar más tiempo a mi familia.

"Pesic sabe respetar a las figuras y deja que el jugador se exprese en la cancha"

"Es pronto para hablar de marcar una época, pero el Barça lo tiene todo para conseguirlo"

P. ¿Qué ha cambiado en el baloncesto desde que empezó en el Zadar en 1990?

R. Ha evolucionado. Se da más importancia a lo físico y a lo táctico. Se dedica más tiempo a estos aspectos y menos a la técnica individual, a la creatividad. Me gusta cuando un jugador mete 20 puntos, pero no si en el siguiente partido se queda en dos. La irregularidad impide que se desarrollen el talento y la calidad. Se mira el resultado y lo paga el talento.

P. ¿Falta más fantasía?

R. Eso es lo diferente. Antes podías reconocer un club por ese tipo de jugadores. Ahora tienes que tener a 10 o 12 muy fuertes, pero es muy raro que alguno salga de la media. La creatividad se ha diluido. No los hay como antes, capaces de salirse de los sistemas, de resolver a golpes de creatividad y talento.

P. ¿Qué le llama más la atención de lo visto en la Euroliga?

R. Ha habido buenos partidos y hay 10 o 12 equipos capaces de luchar por el título. Digamos que faltan jugadores que marquen más por su manera de hacer, pero hay partidos de muy buen nivel.

P. ¿Qué equipo le parece que juega mejor?

R. El año pasado me gustó el Barça. Desarrolló un sistema que le permitía jugar rápido cuando tenía que jugar rápido y controlado cuando tenía que jugar controlado, además de contar con un buen sistema defensivo. Desplegó el mejor baloncesto y ganó. Este año no está tan claro. Está todo muy abierto. Creo que los ochos equipos tienen posibilidades parecidas de entrar en la final four; todos, con una mención muy especial para mi amigo Pesic, que está llevando a cabo un gran trabajo en el Valencia, por el que nadie habría apostado un euro.

P. ¿Tiene una varita mágica?

R. Es muy particular, muy especial. O lo aceptas o no lo aceptas. O le quieres o le odias. Es muy trabajador y fiel a su estilo, a la línea que marca desde hace años. Sabe sacar lo mejor de cada jugador. Lo ha demostrado, por ejemplo, en Girona, donde explotó al máximo la calidad de Sada, San Emeterio, Marc Gasol... En Valencia está haciendo algo parecido. Pide mucho al jugador, pero también le da mucho. Tiene autoridad, pero sabe respetar a las figuras y es uno de los que deja que el jugador se exprese en la cancha.

P. ¿Qué jugador le está llamando más la atención?

R. Es difícil destacar a uno solo. Hay jugadores importantes y con experiencia, como Navarro o Teodosic, que está haciendo cosas muy interesantes, pero es difícil destacar a uno por encima de los demás.

P. ¿Y alguno que le haya sorprendido?

R. Mirotic. Ya le conocía, pero en otro nivel de competición. En estas últimas semanas con el Madrid ha hecho cosas interesantes, prometedoras.

P. ¿Qué lectura saca de que haya cuatro equipos españoles en los cuartos de final?

R. El nivel de la ACB, aunque algunos equipos de la clase media han perdido potencial, sigue marcando diferencia y siendo mejor que las demás Ligas. Es un indicador de su fortaleza. Otras están en crisis, como la italiana, y otras en progreso, pero les falta tiempo, como la turca.

P. ¿Cómo se explica que el Madrid lleve tanto tiempo sin meterse en la final four?

R. Es difícil opinar cuando no estás dentro. Sorprende. Quizás han comprado un poco de todo, seis o siete jugadores, pero no se sabe muy bien quién es el titular y quién sale desde el banquillo. Puede ser que le falte una figura que se eche el equipo a las espaldas en los momentos difíciles. Esto pasó en el Barça cuando llegamos nosotros. Era un club que lo tenía todo: una gran organización; un gran dirigente, como Salvador Alemany; un gran equipo... Pero también una gran presión porque teníamos que ganar. Lo conseguimos entre todos, poniendo cada uno su parte específica en el éxito.

P. ¿Qué le ha parecido la etapa de Messina en el Madrid?

R. Los cambios constantes de entrenador influyen mucho. Antes, el Madrid tenía jugadores nacionales identificados con el club, como Corbalán, como Martín, y luego, aunque diferente, como Herreros... Ahora tiene un par de jóvenes, como Llull, como Suárez, que pueden desempeñar ese papel y formar la base de un equipo exitoso.

P. ¿Se explica que titulares con Serbia apenas estén jugando con sus equipos: Velickovic (Madrid), Bjeliça (Caja Laboral) o Tepic (Panathinaikos)?

R. Me sorprende que Velickovic no juegue. Fue al Madrid como uno de los mejores 4 de Europa. Es muy talentoso. En los demás casos, no lo sé. Pero volvemos al tema del sistema de juego. A veces, no permite dar minutos de juego a algunos jugadores.

P. ¿Quisieron adaptar a Velickovic a la posición de 3, de alero?

R. Yo pienso que es un 4. Puede marcar a un 3, pero es un 4 que abre muy bien el juego interior, que es certero en los triples, que hace daño con el rebote y que es capaz de llevar el balón al contraataque.

P. ¿Sería ya Claver una figura en cualquier equipo serbio?

R. España ha mejorado en el desarrollo de los jugadores. Maduran más deprisa que antes. Nosotros hemos perdido en ese aspecto. Sacamos muchos jugadores, pero ya no tantos talentos.

P. ¿Cree que el Barça puede repetir y marcar una época?

R. Es pronto para hablar de marcar una época, pero lo tiene todo para conseguirlo: estructura, un equipo muy completo con 12 jugadores muy competitivos, con equilibrio y balance entre su juego interior y su juego exterior... Es uno de los equipos que pueden aspirar al título y juega en casa.

P. Eso le añade presión.

R. Yo viví esa presión. Nunca será la misma, nunca será tan fuerte, porque entonces se trataba de ganar la primera Euroliga. La presión era buena, pero excesiva. Se esperaba el título desde hacía demasiado tiempo. Pero la soportamos. Hicimos un triplete histórico, increíble. Ahora son los campeones. La presión será grande, pero menor que entonces.

P. ¿Cómo ve el enfrentamiento entre el Panathinaikos y el Barça?

R. Es la eliminatoria más fuerte. El Barça tiene de todo. Maric, un pívot importante para el Panathinaikos, acaba de salir de una lesión. Es una desventaja. No sé si tendrá suficiente juego interior para contrarrestar al del Barça. Pero cuenta con un entrenador, Obradovic, con experiencia y capacidad para sorprender.

P. En su día, no quiso irse a la NBA. Le echaron en cara la lentitud de su juego. Si jugara ahora, ¿tomaría la misma decisión?

R. Hay gente que no sabe mucho de esto y quería argumentar algo interesante. También dijo, cuando se bajó el tiempo de posesión de 30 a 24 segundos, que ya me podía retirar y fue cuando gané más títulos. Me enfrenté a jugadores norteamericanos, a la selección de Estados Unidos, y demostré que mi estilo no tenía ningún problema. No cambiaría nada. No sé lo que haría ahora. Pero estoy feliz por lo que he hecho en el baloncesto. He dejado una huella muy grande, conocido otros países y otras culturas, hecho amigos allá donde fui... Todo eso me ha enriquecido.

Cuatro equipos españoles pelean por estar en Barcelona

- Mañana arrancan los cuartos de la Euroliga, de los que saldrán los cuatro equipos que disputarán del 6 al 8 de mayo la final four de Barcelona.

- Cuatro conjuntos españoles -Regal Barcelona, Real Madrid, Caja Laboral y Power E. Valencia- pelearán por estar en el Palau. Al menos, uno lo logrará seguro, ya que el madrileño y el valenciano se enfrentan entre sí.

- Los cuartos se disputarán al mejor de cinco partidos, en formato 2-2-1.

- Los encuentros que se jugarán mañana son: Caja Laboral-Maccabi (20.30, ETB-1), Regal Barcelona-Panathinaikos (20.45, Esport 3), Real Madrid-P. E. Valencia (20.45, Teledeporte) y Olympiacos-Siena (20.00).

- El segundo partido de la eliminatoria se jugará el jueves de esta misma semana. El tercero, el martes 29. El cuarto y el quinto, en caso de ser necesarios, se disputarán el jueves 31 y el 6 o el 7 de abril.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de marzo de 2011

Más información