Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple factura en Irlanda el 99% de sus ventas en España

Apple, el gigante de la electrónica de consumo, apenas factura ingresos en España. La razón es que su principal filial española, Apple Marketing Iberia, solo actúa como mera comisionista por las ventas obtenidas para el grupo, que se facturan desde Irlanda, un país con una fiscalidad mucho más ventajosa para las grandes multinacionales. Así, según sus cuentas del ejercicio 2010, la filial española tuvo una cifra de negocio de 13,9 millones tras generar unas ventas de unos 1.400 millones.

Apple Marketing Iberia explica que "la sociedad actúa como soporte de ventas y proveedor de servicios de publicidad, de modo que (...) recibe una comisión del 1% por las ventas obtenidas para el grupo, excluyendo las ventas por Internet". Puesto que la cifra neta de negocios de la filial española fue de 13,945 millones, de ahí se deduce que, sin contar Internet, Apple generó unos ingresos de unos 1.400 millones en España. Suponiendo que el margen antes de impuestos de sus ventas en España fuera similar a la media del grupo, si Apple facturase desde España tendría un beneficio bruto de cerca de 400 millones de euros y tendría que pagar impuesto de sociedades (al 30%) por más de 100 millones y no los dos millones que pagó sobre un beneficio de 5,8 millones.

El grueso de sus beneficios, de ese modo, se hace efectivo en Irlanda, con un impuesto sobre sociedades del 12,5%, que muchas multinacionales logran esquivar con maniobras de ingeniería fiscal.

En todo caso, lo que muestran las cuentas es que las ventas de Apple en España se dispararon un 44% en el ejercicio cerrado el 30 de septiembre de 2010 gracias al iPhone y al iPad. En cambio, la filial que gestiona las Apple Stores cerró con pérdidas de 1,37 millones en plena fase de lanzamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2011