Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Izquierdo retrata en A Coruña a los aprendices mediáticos del Tea Party

Lo castizo de la derecha española es solo la superficie. "La oreja y el morro, la grasa y la caspa", según el periodista José María Izquierdo (Madrid, 1946). Porque hace ya varias temporadas, considera, que la reacción mediática compra su equipaje ideológico y táctico en los Estados Unidos. "La derecha tiene este discurso en muchos lugares", añade el que fue director adjunto de EL PAÍS y responsable de informativos en Cuatro y en la desaparecida CNN+, "en el fondo, la española no resulta tan diferente del Tea Party o de la cadena Fox". No por nada, relata, escritores de periódico como César Vidal o Federico Jiménez Losantos han viajado al otro lado del charco a preparar sus estrategias. Son dos de los diez retratados en Los cornetas del apocalipsis, el libro que Izquierdo presenta hoy, a las ocho de la tarde, en la Fundación Caixa Galicia de A Coruña.

El veterano periodista inició la serie que vertebra la obra en las páginas de este diario. "Quería dar a conocer a un público que lee otra prensa lo que dicen estos personajes", enumera sus propósitos, "cuál es el grado de violencia, de veneno, que estos personajes echan sobre el Gobierno, los homosexuales..." Para ello, Izquierdo traza implacables "autorretratos", cosidos con retazos de sus propios textos, de Pío Moa, Alfonso Ussía, Isabel San Sebastián, Carlos Dávila, Sánchez Dragó, Antonio Burgos, Hermann Tertsch, Juan Manuel de Prada y los propios Losantos y Vidal. "Lo de ellos es absolutamente deleznable e inconcebible y yo los retrato tal y como ellos lo escriben", añade.

Enraizados en un singular revisionismo histórico por el que la paz fue la guerra y la República causó el alzamiento fascista del 36, a los protagonistas de Los cornetas del apocalipsis solo los une, en opinión de Izquierdo, "el producto de lo que escriben". A partir de ahí, "los hay más cultos y menos cultos, más bobos y menos bobos, más malvados y menos malvados; entre ellos son distintos".

Pero, para el compilador de exabruptos de la reacción mediática, lo preocupante se encuentra en los grupos de comunicación que amplifican el mensaje. Sus jaculatorias, explica, "serían propias de panfletos, y no del grupo Vocento o de Unidad Editorial". Y al anuncio apocalíptico -"auguran todo tipo de desgracias si ellos no gobiernan"- de los cornetas, enmarcados en el renacer de la ultraderecha, responde Izquierdo a través del humor. "Hago lo que puedo; caben dos opciones, la solemnidad, el insulto y la navaja, o la mía, utilizar la ironía", concluye.

Esta noche, en A Coruña, el escritor Manuel Rivas y el decano del Colexio de Xornalistas, Xosé Manuel Pereiro, acompañarán a José María Izquierdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 2011