Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y Xunta desbloquean la regeneración de la ría de A Coruña

La ministra inaugura la planta que saneará los vertidos de cinco municipios

La ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, se comprometió ayer a sentarse a dialogar con la Xunta para desbloquear las actuaciones pendientes para la regeneración integral de la muy contaminada ría coruñesa de O Burgo. Fue en respuesta al conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, quien llamó a intervenir en la ría con una cooperación entre las Administraciones semejante a la que hizo posible la gran depuradora de Bens inaugurada ayer y que ya empezó a tratar las aguas residuales de A Coruña y cuatro municipios vecinos (325.000 habitantes en total).

Esta obra, situada al pie del océano Atlántico en la zona costera opuesta a la ría, supondrá un importante alivio al eliminar el mayor vertido contaminante que sufre el mar que rodea A Coruña. Pero aún faltan muchas actuaciones para regenerar una ría cerrada en parte al marisqueo desde 2007 por sus elevados índices de bacterias fecales. Están en marcha varios planes y obras para el saneamiento de las aguas de O Burgo, recordó el conselleiro. Lo que quedan son diagnósticos y actuaciones para lograr el objetivo de eliminar todo vertido contaminante y sanear en su totalidad las aguas. La Xunta se pone como plazo 2015 para lograrlo. Y pretende que el Ministerio de Medio Ambiente inicie sin más demora, en las zonas ya saneadas de la ría, la parte que le corresponde: el dragado y limpieza de unas aguas atestadas de lodos acumulados durante décadas.

Los ayuntamientos gestionarán la depuradora con una empresa pública

Las negociaciones estaban hasta ahora bloqueadas. El Gobierno siempre defendió que la Xunta acabase primero el saneamiento y eliminase todo vertido antes de limpiar el fondo de la ría. Otro asunto bloqueado es el tratamiento de esas toneladas de lodos que se sacarán del mar. El ministerio quiere que lo asuma la Xunta, que se niega por considerar que la eliminación de los residuos que generan cada obra pública corresponde a la Administración que la ejecuta.

"No va haber ningún problema para el diálogo", aseguró Aguilar. La ministra abrió por primera vez la puerta a tratar de resolver los desacuerdos entre las dos Administraciones. El retraso es gigantesco: en 2007 tenía que estar finalizado un plan integral de saneamiento y recuperación de la ría presupuestado en 143 millones, el 80% procedentes de fondos europeos. El conselleiro aseguró ayer que se han invertido, desde 2002 hasta ahora, 60 millones.

La depuradora y el emisario submarino de Bens, inaugurados ayer, también llegan con 11 años de retraso. La Comisión Europea incluso denunció a España ante el Tribunal de Luxemburgo en mayo de 2010 por esa "inadmisible" demora en dotar el área urbana de A Coruña de depuradora.

Diseñada para depurar las aguas de hasta 600.000 habitantes y devolverlas ya saneadas al mar, gracias al emisario, estas instalaciones costaron 128 millones (el 85% aportado por el Estado, el resto por la Xunta). No funcionarán "a pleno rendimiento" hasta el verano, pero ahora, en periodo de pruebas, ya logran reducir considerablemente el gran vertido contaminante que sufría hasta ahora A Coruña. Su alcalde, Javier Losada, anunció ayer que gestionará la depuradora una empresa pública integrada por los cinco ayuntamientos implicados (A Coruña, Cambre, Culleredo, Arteixo y Oleiros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 2011