BBK dotó 2.188 millones para cubrir los riesgos de Cajasur

La nueva entidad espera tener beneficios este mismo año

El presidente de BBK, Mario Fernández, aprovechó ayer ante la asamblea general de la entidad financiera vasca para detallar los resultados previstos para la nueva marca BBK Bank Cajasur en el próximo lustro. En una dinámica expansiva, la caja prevé que BBK Bank Cajasur tenga este mismo año un beneficio de un millón de euros, que se elevarán a 38 millones el próximo ejercicio. Para 2013 se prevé ya un beneficio de 59 millones y de 84 millones al año siguiente para llegar a 97 millones en 2015. Fernández quiso pasar a limpio las apreciaciones -"algunas, vamos a denominarlas 'informaciones"- que, tras la adjudicación de la caja cordobesa a la vizcaína por el Banco de España, anunciaban una "catástrofe" como consecuencia de las pérdidas de Cajasur, que BBK no habría tenido en cuenta al realizar su oferta por ella. Y los números finales demuestran que el importe de dotaciones que ha debido afrontar la entidad vasca suman 2.188 millones, apenas 10 millones más de la previsión inicial que se realizó.

Fernández añadió que "mediante el pago de 1 euro como precio de los activos y pasivos recibidos, en impacto de la operación en BBK es la generación de un fondo de comercio de 207 millones de euros".

Fernández quiso dejar "expresa constancia" de su reconocimiento a "la responsabilidad" de los sindicatos representados en Cajasur, tras haber pactado con todos ellos el "inevitable expediente de regulación de empleo". Este acuerdo, cerrado en enero pasado, supone la salida de 668 trabajadores, de los que 428 se prejubilan y los 240 restantes se acogen a bajas incentivadas. El ahorro en gastos de personal se estima en 50 millones de euros entre este año y el próximo, mientras que en gastos generales y amortizaciones se ha comprometido ya más de las tres cuartas partes del objetivo de ahorrar otros 30 millones de euros más.

Junto a ello, el presidente de BBK elogió "el compromiso, la competencia profesional y la dedicación de los trabajadores de la antigua Cajasur". BBK quiere que la caja cordobesa vuelva al negocio de la banca local, aprovechando su "excelente red comercial", especialmente en Córdoba y Jaén.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Javier Rivas

Forma parte del equipo de Opinión, tras ser Redactor Jefe de la Unidad de Edición y responsable de Cierre. Ha desarrollado toda su carrera profesional en EL PAÍS, donde ha trabajado en las secciones de Nacional y Mesa de Cierre y en las delegaciones de Andalucía y País Vasco.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS