Mercadona gana 398 millones, un 47% más, en plena crisis económica

Juan Roig insiste en que "lo peor está por llegar, 2011 será mejor que 2012"

En plena crisis, Mercadona cerró el ejercicio 2010 con un beneficio neto de 398 millones de euros, un 47% más que el anterior. Juan Roig, presidente y propietario de la mayor cadena de supermercados de España con 1.310 tiendas, comentó ayer en Puçol (Valencia), que "lo más coherente" es comparar los resultados de 2010 con los de 2008, una estimación que arroja un aumento del 24% de los beneficios, porque la cadena optó por recortar sus ganancias en 2009 para bajar sus precios una media del 10% y mantener a sus clientes.

La facturación de Mercadona creció un 6% en 2010 y alcanzó los 16.485 millones de euros. El margen de beneficios fue del 2,6%. La cadena de supermercados abrió 60 tiendas nuevas y cerró 14. Invirtió 575 millones de euros en sus nuevos locales, adaptación de otros ya existentes y obras de construcción de los bloques logísticos de Villadangos del Páramo (León), Guadix (Granada) y Plaza (Zaragoza). La cadena ya emplea a 63.500 trabajadores fijos tras incorporar a otros 1.500 en 2010.

Mercadona cobrará a partir del 6 de junio 2, 10 o 60 céntimos, según el modelo de bolsa que elija el cliente. Un precio que ya exige en Cataluña, Andalucía y Cantabria.
Roig habla del 'Estado despilfarrador': "El sector público no ha hecho nada para hacer frente a la crisis. Le cuesta mucho cambiar porque hay elecciones"

Según Roig, el precio del carrito menú, la unidad de compra que requiere una familia, se ha rebajado un 4% en 2010 después de haber caído un 10% el año anterior. Unas rebajas acumuladas que representan un ahorro para las familias españolas de 2.200 millones de euros. "Hemos asumido un 0,2% del PIB", presumió Roig.

El crecimiento de Mercadona sigue restringido al ámbito nacional. La expansión internacional sigue en el aire. Roig aseguró que su equipo "estudia mucho" la posibilidad de abrir tiendas en el extranjero y tiene un directivo dedicado a ello en exclusiva. El propietario aseguró: "En 2012 abriremos fuera de España en algún país cercano". Pero no quiso dar más detalles.

Al igual que sus competidores, Mercadona empezará a cobrar por las bolsas a partir de junio. Las bolsas de un solo uso se venderán a dos céntimos por unidad. Un segundo tipo de bolsa para 10 usos se cobrará a 10 céntimos. Un tercer modelo, similar a las bolsas que ya vende Carrefour, se venderá a 60 céntimos. Mercadona ya cobra las bolsas en Cataluña, Andalucía y Cantabria. Roig aseguró que gasta 35 millones de euros al año en bolsas. Y elevó a 600 millones de euros la factura que pagan los supermercados vinculados a Asedas en toda España.

A pesar de sus buenos resultados, las conclusiones de su presentación fueron devastadoras. "La crisis acabará cuando el nivel de productividad de la economía española se corresponda con nuestro nivel de vida. La crisis no ha terminado, lo peor está por llegar. Tenemos que producir un cambio cultural. Nos hemos pasado veinte pueblos. Venimos de un país rico. Hemos vivido una gran bonanza gracias al boom inmobiliario, que era como el petróleo, parecía que no hacía falta trabajar. Pero ahora que el boom ha desaparecido y los bancos están como están descubrimos que la economía real no sustentaba la riqueza. Ahora tenemos que devolver todo el dinero fuera. Y nos pilla desentrenados. Esto solo se saca adelante trabajando, con esfuerzo y con sacrificio".

El propietario de Mercadona hizo aseveraciones similares el año pasado, incluso el año anterior, cuando impuso "un bandazo" en la gestión de la cadena de supermercados "porque nos estábamos amuermando". Pero, desgraciadamente, reiteró su severo discurso.

Roig fue especialmente crítico con el absentismo laboral no justificado, que estimó en torno al 6% en España y hasta el 15% en algunas empresas públicas, cuando la media razonable en todo el mundo es del 1%. "Sobre 20 millones de trabajadores, un 5% de absentismo no justificado representa un millón. Un millón de españoles no han ido a trabajar hoy", dijo. A razón de 50 euros diarios y por 365 días al año, la factura se eleva a 18.000 millones de euros al año. "Estamos tirando el 1,5% del PIB y eso es muy gordo, muy gordo, muy gordo", sentenció.

También cargó contra la desidia de los políticos. Incluso apeló a Felipe González, expresidente del Gobierno, cuando reclamó "las malditas reformas necesarias" para recuperar la senda del crecimiento. "Las empresas privadas han tomado medidas contra la crisis porque si no van directas a la suspensión de pagos. Pero las empresas públicas, ¿han hecho algo? No. Al sector público le cuesta mucho cambiar porque hay elecciones... Hoy nos han vuelto a bajar el rating de España, pero vamos de borrachera y aún estamos ahí".

Roig sugirió que es razonable sostener "el Estado de bienestar", pero cargó sin más especificaciones contra "el Estado del despilfarro".

A pesar de la tremenda carga política de sus declaraciones, el presidente de Mercadona fue muy discreto respecto a sus relaciones con el poder. No quiso aclarar por qué dejó plantado a José Luis Rodríguez Zapatero el pasado noviembre cuando el presidente del Gobierno convocó a los 40 empresarios más poderosos del país. "Es una cuestión personal, en La Moncloa saben por qué no fui".

Tampoco hizo comentarios sobre el extenso encuentro que mantuvo el martes por la tarde con el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, quien plantó a unos 300 empresarios que le esperaban en Feria Valencia para atender al propietario de Mercadona. "Desde hace 15 años presento los resultados de Mercadona al presidente de la Generalitat porque estoy muy orgulloso de tener la sede social de la empresa en Valencia. Y le dije lo mismo que digo a todos".

En sintonía con los augurios de Roig, el comité ejecutivo de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) difundió el informe mensual de coyuntura económica que constata que la ligera alza de la demanda externa no llega a compensar la sostenida atonía del mercado nacional y subraya la caída del 0,35% de la economía valenciana en 2010, un cuarto de punto por debajo de la media nacional.

Juan Roig, presidente y propietario de Mercadona.
Juan Roig, presidente y propietario de Mercadona.KAI FOSTERLING (EFE)

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de marzo de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50