Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los directivos de Amadeus se convierten en los mejor pagados de España

Ocho ejecutivos se repartieron más de 55 millones de euros en 2010. -Recibieron un premio extraordinario por la salida a Bolsa

Ni Telefónica, ni el Banco Santander ni el BBVA. La empresa que batió en 2010 los récords de retribución a sus altos directivos fue Amadeus, la central de reservas de viajes. Los ocho componentes de su alta dirección ganaron en conjunto 55,1 millones de euros, una media de casi siete por cabeza, según el informe anual de gobierno corporativo de la compañía, registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Es la retribución media más elevada para la alta dirección que se haya registrado nunca en una empresa cotizada española. Y tiene una explicación. La empresa señala que esa remuneración "incluye planes retributivos no recurrentes de seis directivos materializados exclusivamente en el ejercicio 2010 como consecuencia de la salida a Bolsa de la sociedad".

De la cifra de 55,1 millones, 53,95 millones fueron retribuciones monetarias; otros 404.000 euros en especie, 740.000 euros más en pensiones y seguros. La cifra total supuso casi multiplicar por 10 los 5,787 millones del año anterior. En esa cantidad, además, no se incluyen otros 10 millones de premio que tuvo el presidente de la empresa, José Antonio Tazón, en calidad de ex directivo, ni 10 millones más que el propio Tazón logró vendiendo a la compañía acciones por las que había pagado menos de 100.000 euros. Tampoco están sumados en esa cifra otros acuerdos multimillonarios similares de reventa de acciones de otros directivos ni los 3,85 millones de acciones propiedad de esos ocho directivos antes aludidos y valoradas en otros 54 millones.

La empresa les ha premiado por la creación de valor para el accionista que supone el incremento del resultado bruto de explotación en un 62,7% desde 2004 hasta 2009 (desde 549 a 894 millones). El premio estaba ligado al precio que alcanzase la empresa en la oferta pública por medio de la cual salió a Bolsa en abril del año pasado.

Aunque los altos directivos eran los máximos beneficiarios, en realidad la salida a Bolsa ha sido una fiesta retributiva para casi toda la plantilla, de 7.778 empleados. Un total de 7.172 trabajadores tenían derecho a participar en los pagos basados en acciones que han supuesto a la compañía el desembolso de 296,3 millones. Si se excluye la parte del presidente y los altos directivos, la media es de unos 28.000 euros brutos por persona.

Para el futuro, la empresa ha establecido múltiples nuevos planes de premios ligados a la evolución en Bolsa, pero resulta casi imposible que puedan dar unos frutos comparables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de febrero de 2011