Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:BREAKINGVIEWS. REUTERS

España, de nuevo en peligro

El país podría caer de nuevo en el fango si los líderes europeos no actúan

Se están desvaneciendo las esperanzas de que los líderes de la zona euro lleguen a un acuerdo en marzo sobre las reformas a largo plazo para solucionar la crisis de la deuda. Lo más probable es que se pacte algún remedio para Grecia e Irlanda y que convenzan a Portugal de que acepte un rescate. Los mercados ya han perdido parte de la euforia inicial de este año, pero puede haber más repercusiones si la zona euro decepciona, lo que posiblemente volverá a arrastrar a España al fango.

Como mínimo, se espera que los ministros de Economía aumenten la capacidad de préstamo del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) hasta los 440.000 millones de euros previstos originalmente, en vez de los 255.000 millones de euros impuestos por las normas de los organismos de calificación. Eso no debería ser un problema demasiado relevante.

El siguiente tema es el coste. Los actuales tipos de interés de los préstamos que ofrecen los mecanismos de ayuda de la UE son elevados, generan controversia política y tienden a empeorar los problemas de solvencia de los países destinatarios. Además, será necesario hacer menos dolorosos los rescates para convencer a Portugal de que acepte uno. Finalmente, el nuevo Gobierno irlandés querrá renegociar las condiciones del paquete del pasado diciembre, y puede que la zona euro quiera mostrar un poco de buena voluntad. Pero para que tengan un impacto significativo, los tipos deberán ser mucho más bajos que los actuales, o los préstamos deberán ampliarse a un periodo mucho más largo. Todo esto podría conducir a demandas legales en Alemania.

A medida que pasan los días, la adopción de otras medidas más radicales parece menos probable. Una de las propuestas es que se permita al FEEF comprar bonos para ayudar a orquestar las reestructuraciones de deuda. Pero como los socios de coalición de la canciller Angela Merkel y su propio partido se enfrentan a la derrota en las elecciones regionales alemanas, están proponiendo leyes que impidan tales planes para el futuro de la zona euro. Esto debería endurecer la postura de Berlín en la cumbre. Las ideas más exóticas, como la de permitir al FEEF recapitalizar los bancos directamente, parecen todavía más inverosímiles.

Los inversores que esperan una solución a los problemas básicos de insolvencia periférica y de capitalización bancaria de la zona euro probablemente deberán esperar, quizá hasta otra ronda de conversaciones. Los CDS (seguros frente a impagos de créditos) españoles están 56 puntos básicos por encima de su nivel más bajo en febrero, pero siguen encontrándose 86 puntos básicos por debajo de su punto más alto en enero, lo cual indica que podrían aumentar más si el paquete final es decepcionante. España podría sufrir si las nuevas tensiones del mercado hacen que a los bancos les resulte más difícil refinanciar sus deudas y al Gobierno financiar las recapitalizaciones. Madrid todavía no está fuera del torbellino del contagio. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de febrero de 2011