Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspenso en matemáticas e inglés para el primer ciclo de Secundaria

Educación realizó las pruebas en 2009, pero aún no ha presentado conclusiones

El fracaso escolar entre los alumnos que cursan Secundaria en la Comunidad Valenciana es de los más elevados en España desde hace una década, con un 38,5% de estudiantes que en 2009 no obtuvo el título de graduado a la edad que le corresponde, o bien abandonó sin más. Entre los alumnos de segundo curso de Secundaria -que es el nivel que sirve para medir el rendimiento de los estudiantes al final de primer ciclo de esta etapa obligatoria hasta los 16 años- las dos materias donde los valencianos pinchan a la hora de demostrar sus competencias son matemáticas e inglés, según el resultado de la evaluación diagnóstica realizada por la Consejería de Educación en octubre de 2009 en 1.584 colegios e institutos valencianos. El informe, que publicó parcialmente ayer la revista especializada Magisterio, afirma, por el contrario, que los alumnos valencianos de Primaria "sí adquieren las competencias exigidas" en todas las materias.

Los estudiantes no llegan al 75% exigido en las lenguas cooficiales

Los resultados de las pruebas son más dispares e inferiores, pues, en Secundaria que en Primaria. Mientras en la primera etapa obligatoria los alumnos obtienen aciertos por encima del 75% de los ítems tanto en competencia matemática, como en competencia lingüística (tanto en la prueba escrita como en la oral), al llegar a los 14 años y pasar al instituto de Secundaria se produce un bajón en las competencias básicas que el alumno debería de haber adquirido.

Así, en competencia matemática la media de aciertos se sitúa en el 57,2% de los ítems. Un resultado muy bajo, si se tiene en cuenta que "el marco teórico remitido con la evaluación" a los 1.304 colegios de Primaria y los 1.280 de Secundaria exige que el alumno "supere con éxito las tres cuartas partes de la prueba escrita".

En cuanto a la competencia en inglés, los alumnos solo llegan al 55,26% de aciertos en comprensión oral, superando ligeramente esta cifra si se trata de la comprensión escrita, con un 60,62% de aciertos.

En valenciano, sin embargo, el nivel sube ligeramente hasta el 66,61% en comprensión oral y un 75,93% en comprensión escrita. Y en castellano, la comprensión oral se dispara al 82%%, mientras la escrita baja al 74,64%.

Es decir, que en ninguno de los tres idiomas, los alumnos valencianos alcanzan el porcentaje del 75% de aciertos que se exige para superar las pruebas.

El informe de Magisterio sugiere que la "diferencia significativa" entre la comprensión oral y escrita del castellano frente al valenciano o el inglés puede darse por "el mayor uso social y familiar" del primero. Y también debido a que el aprendizaje de lenguas en el sistema escolar está "más centrado en aspectos gramaticales que competenciales".

La Consejería de Educación declinó ayer comentar o ampliar la información de la revista, argumentando que "en estos momentos se está realizando un estudio general con los datos particulares para realizar, por parte de los técnicos, un análisis del contexto socioeducativo y una comparativa con la evolución histórica de los resultados obtenidos en las evaluaciones anteriores". En cuanto esté finalizado "se dará a conocer públicamente", aclaró después de 16 meses de realizadas las pruebas.

La evaluación se hizo en octubre de 2009 y los centros escolares cuentan desde hace tiempo con los resultados "particulares obtenidos por sus alumnos para poner en marcha planes de mejora". La última comunidad en presentar los resultados de las pruebas diagnósticas ha sido el País Vasco, en febrero.

Resultados 2º ESO

- Matemáticas. El promedio de aciertos es solo del 57,2%. La media exigida es del 75%, o de dos tercios de la prueba.

- Inglés. Un 55,26% de aciertos en la prueba oral y un 60,62% de la escrita.

- Valenciano. El promedio de aciertos en la prueba oral es del 66,61% y del 75,93% en la prueba de comprensión escrita.

- Castellano La compresión oral se dispara al 82%, mientras la escrita solo es del 74,64%

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de febrero de 2011

Más información