Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El transporte se une contra la futura ley de movilidad

Empresas, autónomos y trabajadores convocan protestas

La ley de Movilidad Sostenible que el Consell tramita por la vía de urgencia ha unido en su contra a empresarios, autónomos, trabajadores y oposición política. Representantes de estos colectivos se citaron ayer en la sede del comité de empresa de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) en Alicante para acordar movilizaciones. La primera será la convocatoria urgente de una manifestación en Valencia en la que participarán la Confederación de Autónomos del Taxi de la Comunidad Valenciana, Unión Valenciana de Transportistas de Viajeros en Autocar (Uvatra), la Federación Provincial de Transporte Interurbano de Alicante y los trabajadores de FGV.

Representantes de estos colectivos, y del PSPV-PSOE, acordaron ayer también presentar un recurso de inconstitucionalidad si se aprueba la ley, por vulnerar la libertad de empresa y no permitir la libre competencia. También se acordó dirigirse a Bruselas.

Los profesionales del sector creen que la ley perjudica a las pymes

Los acuerdos se tomaron a pesar de que, como explicó un representante de Uvatra, "cada uno tiene sus razones" para oponerse a la ley. La Federación Provincial de Transporte Interurbano de Alicante, por ejemplo, rechaza una ley que no se ha consensuado con el sector y que perjudica a las pymes porque solo permitirá realizar el transporte escolar a las concesionarias de las líneas de transporte interurbano, lo que en la práctica dejaría fuera de juego al centenar de pequeñas y medianas empresas que ahora trabajan en este campo. La Confederación de Autónomos del Taxi (mayoritaria en Castellón y Alicante) se opone a esta norma que prevé crear licencias de taxis temporales en zonas turísticas. Y el comité de FGV cree que detrás de la urgencia en tramitar la ley se camufla la privatización de la línea 2 del tranvía de Alicante y de la T2 del metro de Valencia. FGV también lamenta que el Consell deseche la Ley del Sector Ferroviario y la Agencia de Seguridad Ferroviaria o que no la norma no incluya medidas para potenciar el transporte público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de febrero de 2011