Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Talentos

Laia Fàbregas, secretos en tres idiomas

La autora catalana es reconocida en Holanda por sus novelas en neerlandés

Laia Fàbregas (Barcelona, 1973) es una nómada con un camino predilecto, el que transita de su ciudad natal a Ámsterdam, y al revés. Como buena trashumante, se siente del lugar en el que pace y, paso a paso, se ha convertido en "una escritora reconocida, aunque novel", en neerlandés, catalán y castellano.

Su viaje literario hace parada ahora en España con Landen (Alfaguara). Es su segunda novela, publicada hace un año en Holanda, donde va por su segunda edición. "Es la historia de una frase ['murió durante el aterrizaje'], una caja y un experimento a dos voces", explica la escritora, licenciada en Bellas Artes en Barcelona. En el último año de carrera tuvo una beca Erasmus en Utrecht y en 1997 obtuvo un diploma de Gestión Artística y Cultural en Rotterdam en 1997.

Un joven extremeño decide emigrar a Holanda en busca de una vida mejor. Una treintañera holandesa vive en continuo tránsito persiguiendo una pista vital a través de 100 personas. Y una caja alberga en un doble fondo, una misteriosa palabra. Tres historias que, para mayor intriga, se articulan a través del secreto. "Es mejor dejarse llevar por lo que se ve. Nos pasamos la vida interpretando y es muy cansado", dice Fàbregas. Y se zafa de desvelar uno de los enigmas, el del pequeño cofre. Aunque es tímida, la escritora se explaya al justificar sus argumentos -los mismos que los de sus personajes-: "Todos guardamos cosas que no queremos que sepan los demás".

Por eso, hasta el título, Landen, tiene más de una acepción: aterrizar y países. Cada lector elige la que mejor se adapta al recorrido de los protagonistas. "Empecé a escribir en holandés. Cuando decidí que uno de ellos iba a ser extremeño cambié de idioma. Tengo un libro original en el que los capítulos de ella están en neerlandés y los de él en castellano", cuenta la autora. Ella se ha encargado de "versionar" la novela a los tres idiomas: "La forma de relacionarse de las personas determina cómo se dicen las cosas, algunas tan intrínsecas que son intraducibles".

Landen es un ejercicio de comunicación a través del arte y las cartas, pasiones de la escritora. Tiene en proyección otra novela, obras de teatro con una compañía holandesa y hacer consultoría literaria en Barcelona -donde vive-, el oficio que ejerció con paciencia en Holanda hasta convertirse en escritora. Siempre con la misma convicción de sus criaturas de papel: "Vivir en paz asumiendo que no pasa nada por desistir de la búsqueda alguna vez".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de febrero de 2011