China se confirma como la segunda economía mundial

El producto interior bruto de Japón creció el 3,9% en 2010

China consolida el sorpasso sobre Japón. El gigante asiático cerró el año 2010 como la segunda potencia económica mundial, solo superada por Estados Unidos y relegando a los nipones a la tercera plaza, su primera bajada de escalón desde 1968. Los datos de crecimiento del tercer trimestre ya permitían calcular que la economía china se convertiría es la segunda del mundo, pero el ejercicio completo lo ha confirmado. Las quinielas de los departamentos de estudios económicos tratan ahora de poner fecha al siguiente salto.

El Gobierno nipón comunicó ayer que en 2010 el valor nominal de su producto interior bruto (PIB) fue de 5,47 billones de dólares, frente a los seis billones anunciados por Pekín el 20 de enero, cuando dio a conocer un crecimiento de más del 10%. En términos reales, la economía japonesa creció un 3,9% en 2010 tras los retrocesos del 6,3% en 2009 y del 1,2% en 2008.

Pero el PIB puede resultar un dato ciego al progreso social porque, en renta per cápita, ambos países siguen muy lejos: la generación de riqueza por habitante de Japón es 10 veces superior a la de China (42.431 frente a 4.412 dólares).

Aun así, el poderío económico de China apabulla, sea con la compra de deuda de países desarrolladas o la inversión en infraestructuras de los emergentes.

'Canal seco' de Colombia

El último ejemplo es el de Colombia, que intenta resucitar con capital chino el viejo proyecto de crear un corredor ferroviario de 220 kilómetros que enlace sus costas del Pacífico y del Atlántico a modo de un canal seco que compita con el de Panamá. Según publicó ayer el Financial Times, China está en "conversaciones avanzadas" con Colombia para ello. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dice que "es una propuesta real... y está muy avanzada", pero que prefiere "no crear falsas expectativas".

Es una idea de la que se viene hablando durante décadas y para la que se han trazado al menos una veintena de proyectos con diferentes trazados solo en Colombia. Además, México, Nicaragua o Costa Rica se han planteado proyectos similares. Pero en realidad, el puente terrestre que funciona a toda máquina es el de EE UU, que transporta del Oeste al Este por ferrocarril más contenedores que el propio Canal de Panamá.

La gran ventaja de este último es simplemente que permite que el barco pase de un océano a otro, algo que no sería posible con el proyecto colombiano, en el que las distancias y los tiempos de transporte serían mayores que con la alternativa ferroviaria estadounidense ya en uso.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS