Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Pensamiento

Pensamientos poéticos

Pensamiento. Para los iniciados en la filosofía de Martin Heidegger no es ningún secreto que la poesía ocupa un lugar central en el desarrollo del pensamiento del filósofo alemán. "La realidad de verdad del hombre es, en su fondo, poética", postula en Hölderlin y la esencia de la poesía. Pero Heidegger no sólo era un formidable estudioso de poesía. Como revela la publicación de los Pensamientos poéticos -en esta cuidada edición, con una traducción transparente, fluida y bien razonada en las notas finales-, él mismo la cultivaba en sus apuntes personales. Y lo hacía, como prueba la seca, aforística y cifrada dicción de sus textos poéticos, sólo excepcionalmente como medio de elucubración improvisada o expresión íntima de sentimientos (si bien esta edición incluye también cartas y poemas algo tontorrones del enamorado a su novia). Los Pensamientos poéticos, recopilados y entregados como regalo a su esposa recogen la esencia de la filosofía de Heidegger y constituyen un complemento importante de su trabajo destinado al público. "Pensar es servir: / el poetizar sin imagen: / silenciar, diciendo / la falta propia de la diferencia del ser / en el radiante escondimiento". La poesía se presenta como instrumento idóneo para librar el pensamiento de la carga superflua de las palabras. El ideal de Heidegger es volver a un hablar antiguo que se asemeja a las sentencias de los filósofos griegos. Y especialmente en la segunda parte, 'Desde la experiencia del ser', se acerca mucho a este ideal, rodeando sus temas favoritos en círculos concéntricos de poemas breves: "Más decisivo / que una 'fe' precipitada / y que proporcionarse un dios / acostumbrado que pueda servir / como apoyo inmediato, sigue siendo aún / la disposición a la diferencia del ser". Un inestimable breviario filosófico.

Pensamientos poéticos

Martin Heidegger

Traducción de Alberto Ciria

Herder. Barcelona 2010

470 páginas. 32 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 2011