Primer paso para captar 11.000 millones

El Ejecutivo de Artur Mas superó ayer el primer trámite para lanzar la primera emisión de bonos de 2011 al lograr la autorización del Parlamento catalán para que se endeude en 2.613 millones de euros. El segundo trámite, y definitivo, debería llegar el viernes en el Consejo de Ministros, que ha de dar luz verde a la operación. El Gobierno catalán ya prevé que la cantidad autorizada sea menor a esos 2.613 millones, puesto que el Ministerio de Economía acepta estas emisiones a lo largo del año, con los deberes de cada comunidad sobre la mesa.

Fuentes financieras explicaron ayer que la Generalitat ya ha iniciado una ronda de contactos con cajas y bancos para realizar esta operación que dirigirá La Caixa. El Gobierno catalán no se ha decidido aún por pedir un crédito sindicado con varias entidades, una emisión dirigida por completo a particulares a dos años o una combinación entre ambas fórmulas, según estas fuentes. En todo caso, sí descarta acudir a los mercados institucionales o al exterior, dada la crisis de la deuda soberana.

Más información
Zapatero exige a Mas que haga otro ajuste presupuestario en Cataluña

Los 2.613 millones son solo la primera tanda de unas peticiones que, según prevé el Departamento de Economía y Conocimiento, sumarán 11.000 millones de euros al cierre de 2011. Una parte de este dinero se destinará a sufragar los vencimientos de deuda de este año, de 4.500 millones de euros, incluidos los bonos para particulares de noviembre.

El resto debe servir, según dijo el consejero Andreu Mas-Colell en el Parlamento, para absorber el exceso de déficit de 2010, de unos 4.600 millones, y el que pudiera haber este año. Según Mas-Colell, estas operaciones permitirán "garantizar la administración de servicios y la estabilidad presupuestaria, pero también reforzar la credibilidad económica de la Generalitat".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS