Un 'día después' de pesadilla para Christina Aguilera

La estrella cantó mal el himno de EE UU en la Superbowl

Más allá del deporte, todo lo que rodea a la Superbowl, (la final anual de la liga de fútbol americano), es un espectáculo sobredimensionado por el poder que aún tiene su emisión televisiva. Ser uno de los cantantes elegidos para actuar durante la Superbowl garantiza que las ventas de discos del artista en cuestión se disparen pero también que los ojos de todo Estados Unidos se posen sobre él y si algo sale mal, como ocurre a menudo, el personaje se convierte en carnaza para la prensa. Este año no ha sido la excepción y la víctima ha sido Christina Aguilera.

Uno de los grandes honores consiste en ser el invitado a cantar el himno nacional estadounidense justo antes de que arranque el partido. Aceptar interpretar el Star-Spangled Banner es todo un reto porque musicalmente abarca varias octavas y no es fácil, pero si se cumplen las expectativas, el artista será siempre recordado por ello. Whitney Houston por ejemplo, vendió millones de singles de su versión del himno a su paso por la Superbowl en 1991. Y Marvin Gaye en 1983 lo transformó en una oración funky de llamada a la unidad nacional que aún se recuerda como legendaria. Claro que si se falla en la letra, la música queda en segundo plano.

Más información

El domingo, durante el partido que enfrentó a los Pittsburg Steelers contra los Green Bay Packers, Christina Aguilera interpretó el tema con mucho soul, como ella sabe, pero repitió dos veces una frase que acababa de cantar y cambió un par de palabras del himno original. Conclusión: los twitteros la apuntaron con el dedo y tras acabar el partido tuvo que emitir un comunicado disculpándose: "Me puse tan nerviosa que perdí el rumbo. Espero que todo el mundo sintiera mi amor por este país y que fuera capaz de transmitir el verdadero espíritu del himno".

Cabría preguntarse si la gente en sus casas o en los bares se dio cuenta. Pero en la prensa a nadie se le escapa un detalle.

Claro que en la historia de la Superbowl ha habido escándalos más sonados, como el de Janet Jackson, en 2006. La cantante se quedó con un seno al aire durante su actuación junto a Justin Timberlake provocando uno de los mayores jaleos de la historia de la televisión estadounidense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de febrero de 2011.