Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
SONDEO DE METROSCOPIA | Clima social de febrero

El acuerdo social no logra el apoyo de la mayoría ciudadana

El 76% rechaza que se amplíe la edad de jubilación - El 51% considera que la firma del acuerdo es una mala noticia - Empeora la valoración de Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero tendrá el apoyo del 99% del Congreso para reformar las pensiones, no tendrá que enfrentarse a protestas organizadas en la calle y le respaldan líderes europeos como Nicolas Sarkozy y Angela Merkel, pero los españoles no le siguen.

El presidente del Gobierno quería que la foto del pacto con los sindicatos y los empresarios tuviera un efecto balsámico y que, al menos, mitigara el coste político del recorte, pero la mayoría de los españoles considera que el acuerdo es una mala noticia y rechaza casi todas las medidas que contiene.

Según un sondeo de Metroscopia para EL PAÍS, el primero que se hace después de cerrarse el acuerdo social, el 51% considera que el pacto es una mala noticia. Incluso, una mayoría de votantes del PSOE ve de forma negativa la firma del acuerdo.

El PP mantiene una ventaja de 14,9 puntos, con un ligero aumento en un mes

Los mercados, que han exigido las reformas, apoyan la firma del pacto, mientras que los ciudadanos son muy críticos con su contenido.

Zapatero pretendía, en el peor de los casos, compartir el coste político del acuerdo, pero su imagen empeora, sobre todo entre sus votantes, y el PP amplía ligeramente esa ventaja. Se mantiene su situación desoladora, después de varias semanas de presencia pública en medios de comunicación y en actos oficiales y tras su aireada implicación en las negociaciones contrarreloj para firmar el acuerdo. El presidente se echó a las espaldas la misión de sacar adelante las reformas con el mayor apoyo posible y ha terminado sufriendo el desgaste, en forma de empeoramiento aún mayor de su valoración. En un mes ha aumentado en 18 puntos el porcentaje de ciudadanos que rechaza su gestión y, lo que resulta más preocupante para el presidente del Gobierno, ya hay un 68% de votantes que desaprueba su gestión y un 81% que desconfía de él (15 puntos más que hace un mes). Cada una de las medidas que contiene el pacto son rechazadas por los ciudadanos, salvo dos que no suponen recorte: el cómputo de nueve meses de cotización en caso de excedencia laboral para el cuidado de un hijo y la contabilización como periodo cotizado de las prácticas de posgrado.

La más rechazada es la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años, que es vista de forma negativa por hasta el 76% de los españoles. Y el 70% está en contra de que para jubilarse a los 65 años sea preciso haber cotizado 38 años y medio. Es decir, las dos medidas que atascaron la negociación y que estuvieron a punto de impedir el acuerdo.

Si el acuerdo lo han apoyado los sindicatos y los empresarios y es probable que lo voten todos los partidos, salvo la izquierda minoritaria, se mostrará un desafecto y una brecha entre los ciudadanos y sus representantes en el Parlamento y en la sociedad. Incluso, hay una crítica expresa a la actuación de todas las partes que han participado en el acuerdo social. La actuación de los sindicatos es puntuada con un 3,8 (en una escala de 0 a 10), la del PP con un 3,8, la del Gobierno con un 3,9 y la de la patronal con un 4,2.

Con la foto del acuerdo, el PSOE no solo no remonta en sus expectativas electorales, sino que ha aumentado ligeramente la ventaja del PP con respecto al sondeo del mes de enero. Se solidifica la diferencia entre los dos grandes partidos y la única visión positiva para Zapatero es que, al menos, la adopción de una medida tan impopular no le hace desmoronarse aún más, como si los socialistas hubieran tocado ya suelo y no tuvieran ya más margen para seguir bajando.

El PP lograría el 43,3% de los votos, frente al 28,4% de los socialistas, es decir, una ventaja de 14,9 puntos. No es la mayor diferencia entre ambos, porque llegaron a superar los 18 puntos en octubre, pero sí supone un mínimo aumento de la ventaja del PP en 0,4 puntos en un mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de febrero de 2011