Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria pone en marcha las ayudas al carbón tras un año de conflicto

Las empresas retiran los expedientes y los sindicatos abandonan las protestas

Al fin, acuerdo. Tras casi un año de protestas, movilizaciones, marchas, encierros y expedientes de regulación de empleo, sindicatos, Gobierno y empresas han alcanzado un acuerdo para desbloquear y poner en marcha las ayudas al sector. El acuerdo, alcanzado en la noche del viernes, supondrá que en torno a 5.000 mineros afectados por expedientes de regulación de empleo -de un total que ronda los 8.000- se irán incorporando a sus puestos en los próximos tres meses.

El acuerdo se produce después de que las compañías eléctricas, que en octubre recurrieron el llamado Decreto del carbón por el que se obliga a las compañías a quemar carbón nacional, hayan comenzado a retirar las demandas. Iberdrola, Gas Natural y Endesa, acompañadas por la Xunta de Galicia, recurrieron el decreto ante el Supremo, la Audiencia Nacional y el Tribunal de Luxemburgo. En el caso de las eléctricas, en lo que parece un acuerdo tácito con Industria, en las últimas semanas se bajó el perfil del enfrentamiento. Las empresas han retirado la solicitud de medidas cautelares contra el decreto que habían planteado en Luxemburgo y, según fuentes al tanto del proceso, podrían retirar también los recursos en marcha. Tanto el Supremo como la Audiencia ya habían desestimado la adopción de medidas cautelares.Permanece, eso sí, el recurso de la Xunta de Galicia, que apoya a las centrales de carbón ubicadas en la comunidad (As Pontes y Meirama) y que funcionan con mineral importado.

La puesta en marcha de las ayudas supondrá un desembolso, según la Comisión Nacional de la Energía (CNE), de 700 millones de euros en dos años. Según Industria, que destaca cómo las ayudas que ahora se desbloquean estarán vinculadas al mantenimiento del empleo, en 15 años los recursos destinados al sector del carbón suman 16.000 millones de euros. La cifra incluye ayudas a la producción, ayudas a la reestructuración y cierres, así como las destinadas a la reactivación de las comarcas que tienen a la minería como única fuente de recursos.

La Comisión Europea ha autorizado la concesión de ayudas a la minería deficitaria solo hasta el año 2018. A partir de esa fecha, la minería no rentable estará abocada al cierre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de febrero de 2011