Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olor a escándalo y ¿a embriaguez?

Reino Unido prohíbe el anuncio de un perfume de Yves Saint Laurent al entender que en la publicidad la modelo consume sustancias ilegales

La última campaña publicitaria de Yves Saint Laurent para la fragancia Belle d'Opium no ha gustado nada en Reino Unido. Las quejas han llegado al juez encargado de regular la publicidad. El motivo de la protesta es el vídeo comercial que pone en escena a una sensual Mélanie Thierry. Pero, a diferencia del anuncio del perfume Heat, de la cantante Beyoncé, censurado hace unos meses por ser "subido de tono", en este caso el juez considera que la modelo simula la ingesta de sustancias ilegales. El realizador de esta controvertida campaña es Romain Gavras, hijo del cineasta Costa Gavras y habitual de la polémica.

"Aunque no hemos considerado que hacer publicidad para un producto llamado Opium fuera irresponsable ni chocante (...), hemos estimados que los gestos de la mujer simulaban la toma de droga", explicó la Advertising Standards Authority británica. "Por tanto, hemos llegado a la conclusión de que era irresponsable e inaceptable emitirlo", añadió. El vídeo llevaba saliendo en las televisiones desde septiembre.

El grupo L'Oréal, propietario de los perfumes Yves Saint Laurent, interpreta por su parte este baile de la actriz francesa Mélanie Thierry como el de una persona que "parece en buen estado de salud, llena de vida y que expresa su sexualidad". En un momento dado de la coreografía, compuesta por Akram Khan, la actriz, con la melena al aire, luciendo un vestido blanco largo y vaporoso y con maquillaje sofisticado, apunta con su dedo sus venas a altura del codo y lo desliza por el antebrazo. Luego sigue bailando frenéticamente y acaba tumbada de espaldas en suelo. El vídeo se cierra con un plano de la actriz y una voz que dice: "Soy tu obsesión. Soy Belle de Opium, el nuevo perfume de Yves Saint Laurent".

No es de extrañar que la mezcla Yves Saint Laurent y Romain Gavras haya provocado la polémica. Para su primera eau de toilette, el modista, fallecido en 2008, posó desnudo y no se cortó a la hora de bautizar Opium su perfume fetiche. Romain Gavras, cofundador del colectivo Kourtrajmé, ha realizado, por su parte, varios vídeos polémicos por su violencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de febrero de 2011